| 1/4/2011 2:35:00 PM

Venezuela garantiza oferta de productos tras unificación cambiaria

El Gobierno del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, garantizó el abastecimiento de productos frente a "grotescas" alzas tras la unificación cambiaria y anunció que actuará "con firmeza" contra la especulación y el acaparamiento.

El vicepresidente del Ejecutivo para la Economía Productiva, Ricardo Menéndez, y el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, dijeron en una rueda de prensa conjunta que el Gobierno actuará a través de las instancias estatales y con el apoyo de "la fiscalía social del pueblo organizado".

Adicionalmente, remarcó Menéndez, "estamos llamando" a los empresarios a desarrollar "mecanismos de saneamiento, de autorregulación" y que pongan freno a "personas que sencillamente han optado por mecanismos grotescos" en la venta de productos de consumo masivo cuyos precios no son regulados por el Estado.

En el marco del control estatal de cambio en vigor desde 2003, el Gobierno de Chávez unificó a partir del 1 de enero la tasa de cambio a 4,30 bolívares por dólar, lo que implicó la anulación de la paridad preferencial de 2,60 bolívares utilizada para la importación de bienes esenciales, tales como alimentos y medicinas.

Esta cotización de 2,60 bolívares por dólar también regía para el envío de remesas familiares al exterior, así como para financiar la estadía en el exterior de estudiantes universitarios venezolanos.

"El Gobierno revolucionario tiene plena visión" sobre lo que acontece con los productos importados y con los producidos en el país, y por ello otorga "plena garantía" de abastecimiento en el corto y en el media plazo, remarcó Menéndez.

Tras admitir que la especulación "ha tenido una carga histórica sumamente grande" en la estructura de costos, agregó que "la unificación cambiaria no debe trasladarse a los precios" de venta de productos, "salvo aquellos" que se importaban con el dólar vendido por el Estado a 2,60 bolívares.

El Gobierno "será firme en el combate" a la especulación, pero "el pueblo organizado debe ser el principal fiscalizador", porque "no existe ningún cambio en la estructura de costos que justifique cambios en los precios", insistió Menéndez.

Toda la ciudadanía, añadió, debe saber que suman 6.870 "los códigos arancelarios y podemos ir desglosándolos uno a uno y ver cuál es el destino que tienen" en precios al consumidor, remarcó.

"Aquí hay un tema central: los que pretendieron que la actividad económica no era la producción, sino el valor de cambio de la divisa, tienen que saber que se les acabó la historia. No es posible que se adquiera la divisa y hacer de ella una mercancía", subrayó.

Giordani manifestó a su vez que la oficina gubernamental que ejecuta el control estatal de cambio entregó a los importadores el año pasado 24.952 millones de dólares y 21.269 millones en 2009.

La economía venezolana "es netamente importadora", pero ello no justifica los US$94.787 millones pedidos por los importadores en 2008; los montos de 2009 y 2010 son "los adecuados al tamaño de nuestra economía", sostuvo Giordani.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?