| 4/18/2013 5:38:00 PM

Venezuela dice no a trasnacionales

El presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, dijo hoy que el país desarrollará su infraestructura de explotación de hidrocarburos con la participación de empresas nacionales y sin la participación de trasnacionales.

"Vamos a recoger en la Faja Petrolífera del Orinoco (centro del país) los esquemas de cómo el sector privado nacional nos va a apoyar y nos va a ayudar en el desarrollo de la infraestructura que tenemos allá, nosotros no lo vamos a hacer con las trasnacionales, nuestro esquema de desarrollo es nacional", dijo a periodistas.

El ministro también señaló que los principales enemigos de la política petrolera venezolana son "las trasnacionales norteamericanas" y mencionó que Exxon Mobil, es "uno de los principales agentes que actúan contra el país".

"Ellos quieren nuestro petróleo", sentenció.

Ramírez ofreció declaraciones tras sostener una reunión de trabajo con los directivos miembros de la Cámara Petrolera Venezolana y anunció que en las próximas dos semanas los empresarios del sector privado visitarán las instalaciones petroleras en los estados Anzoátegui (este), Zulia y Falcón (oeste).

Aseguró, además, que durante los disturbios que se desarrollaron en el país tras las elecciones presidenciales del domingo la industria petrolera venezolana no se paralizó ni se vio afectada.

"Todo aquí está operando, funcionando", indicó.

El presidente de la Cámara Petrolera Venezolana, Alfredo Hernández, dijo, por su parte, que los empresarios del sector privado de hidrocarburos están "ratificando el compromiso de continuar con las capacidades actuales" e identificando las oportunidades del desarrollo industrial.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?