| 12/10/2009 7:00:00 AM

Venezolanos tratan recuperar ahorros antes Navidad

El cierre de varios bancos venezolanos ha causado dolor de cabeza a muchos depositantes que necesitan dinero para Navidad, pero no ha provocado el pánico de la crisis de 1994-1995, cuando miles perdieron sus ahorros y casi la mitad del sistema financiero colapsó.

Sólo siete pequeños bancos han cerrado por irregularidades y el Gobierno ha prometido pagarle a la mayor parte de los depositantes antes de la nochebuena.


"No vamos a dejar a los ahorristas en la calle", dijo el presidente Hugo Chávez en una de las muchas ceremonias que ha hecho para entregar garantías de depósitos a algunos de los afectados, que en su conjunto suman menos de un millón de personas.


En las calles de Caracas y otras ciudades de la nación de 28 millones de habitantes, muchos hicieron filas para revisar sus cuentas o mover su dinero desde los bancos intervenidos a grandes bancos, lo que algunos analistas han llamado un "salto a la calidad".


"Todos mis ahorros estaban allí. Tuve mucho miedo de perderlo todo", dijo la diseñadora gráfica Maira Zambrano que sacó su dinero de un banco que se especula que podría caer, para llevarlo al Mercantil, uno de los más grandes del país.


Frente a algunas de las instituciones intervenidas han habido pequeñas protestas, pero no corridas de fondos o escenas de pánico público como en 1994, cuando cientos de personas tomaron las calles llorando y se manifestaron a las puertas de las entidades.


Muchos venezolanos, sin embargo, están preocupados por su dinero, mientras el Estado asegura que sólo los depósitos hasta 10.000 bolívares (US$4.650) serán devueltos a través de otros bancos grandes.


"He estado tratando de recuperar mi dinero desde hace dos semanas", dijo una clienta del Banco Canarias, una de las instituciones intervenidas, que está tratando de acceder a sus fondos en el Banco de Venezuela, en donde están depositados ahora.


"No me hubiese importado si no fuese Navidad, están mis niños de por medio. Su Navidad está arruinada", agregó.


Legisladores aprobaron el martes la primera lectura de una reforma esperada por largo tiempo a la ley bancaria, incluida una propuesta de elevar el límite de garantía a los depósitos hasta 25.000 bolívares (US$11.600). La ley podría ser aprobada el jueves por la asamblea nacional, que es controlada por aliados de Chávez.


¿Más cierres?


Mientras Chávez asegura que mantendrá vigilado al sector, analistas han dicho que otros bancos pequeños podrían correr riesgo de cierre por problemas de solvencia, lo que ha creado ansiedad entre los venezolanos.


"No creo que hayamos visto el final de este asunto. Y me estoy asegurando. No mantengo más de 10.000 bolívares en ninguna cuenta, sólo por si acaso", dijo Juan Pereira, el gerente de un restaurante con muchas cuentas en diferentes bancos.


Los siete bancos intervenidos sólo tenían alrededor del 7 % del total de las captaciones del público.


Las tiendas de Caracas han estado repletas esta semana con personas comprando regalos por las festividades y comiendo fuera de casa, pese a que el país está en recesión económica tras un lustro de expansión.


Los oponentes a Chávez dicen que él debe ser responsabilizado por el cierre de los bancos por haber permitido que poderosos empresarios cercanos al Gobierno tomaran control y desviaran fondos.


"Es una olla que está abierta y todavía no se va a cerrar", dijo el político opositor Enrique Mendoza, quien fue Gobernador de estado.


Pero el líder socialista insiste en que investigará cualquier delito sin importar quien lo haya cometido.


Uno de sus más cercanos ministros dimitió a su cargo el fin de semana, luego de que su hermano fue detenido por las investigaciones de uno de los bancos intervenidos.


"No importa lo que digan de él. La respuesta del presidente Chávez en esta mini crisis ha sido rápida y efectiva", dijo Enders Torres mientras entregaba sus documentos para recobrar su ahorros del Banco Canarias.

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?