| 6/1/2012 6:00:00 AM

Varias obras para el mundial de Brasil "en veremos"

Según una información presentada por el gobierno, el 41% de las obras que deben ser realizadas para el mundial de fútbol en el 2014 sigue estando en el papel.

El gobierno brasileño tiene planeado invertir US$13.180 millones en transporte y estadios para el evento más importante del fútbol en el mundo. Para eso tiene seleccionados 101 proyectos diferentes, de los cuales 41 aún están sin comenzar su ejecución.

Las autoridades aseguran que las obras estarán terminadas a tiempo, aunque 15 aún están en proceso de elaboración de proyecto; 7 son aeropuertos, 7 son de transporte urbano, y una es de puertos.

Los retrasos que más preocupan a la FIFA, además de la infraestructura de los aeropuertos y puertos, son los que tienen que ver con las instalaciones deportivas; por ejemplo, de los doce estadios, sólo 5 han superado el 50% de ejecución de las obras.

"El hecho de que todavía estén en papel no significa propiamente un retraso. Tenemos ese conjunto de obras porque sabemos que Brasil, por la complejidad de su estructura democrática e institucional tiene que someterse a exigencias legales mucho más duras" dijo Aldo Rebelo, ministro de deportes, quien presentó los resultados.

La FIFA, por su parte, afirmó que seis de las ciudades siguen confirmadas como sedes para la Copa Confederaciones, un torneo que se realiza un año antes del mundial y que sirve como prueba de la infraestructura del país. Sin embargo, las mismas estarán en observación hasta noviembre.

La mayor parte de la inversión va para infraestructura en transporte urbano, seguido por instalaciones en aeropuertos, adecuaciones a estadios y la menor parte está destinada para puertos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?