| 4/19/2015 3:30:00 PM

¿Se acerca el fin de la televisión?

Un reciente estudio muestra que el televisor ha sido la única categoría de producto que ha experimentado un descenso uniforme superior al 10% entre distintos tipos de medios según espectadores de casi todas las edades en todo el mundo.

Un reciente estudio realizado por Accenture muestra la dramática disminución que ha registrado el uso del televisor a todos los niveles. El estudio muestra que este electrodoméstico ha sido la única categoría de producto que ha experimentado un descenso uniforme superior al 10% entre distintos tipos de medios según espectadores de casi todas las edades de todo el mundo.

El informe, desarrollado para empresas de telecomunicaciones, medios y tecnología, concluye que el consumo de vídeo, en cualquier momento y lugar, se ha convertido en algo común, acelerando el declive de la televisión tradicional.

Los contenidos televisivos de larga duración, como películas y programas, se redujeron en un 13% a nivel global en el año pasado. De igual forma, los programas de deportes disminuyeron en un 10% mundialmente y en un 9% en Estados Unidos.

En casi todas las edades se mostró una reducción de dos dígitos en la visibilidad de programas trasmitidos por este medio; los jóvenes entre 14 a 17 años abandonaron el televisor en un índice del 33% para ver películas y series, y 26% para eventos deportivos.

Esta reducción también existe en la franja de los 18 a los 34 años, con un 14% para películas y series, y el 12% para eventos deportivos, siendo en el caso de los 35 a los 54 años del 11% y 9%, respectivamente. Sin embargo, se estabiliza para las personas de 55 años o más, con solo un 6% y un 1% de acuerdo a las categorías anteriores.

El informe también determinó que más de un tercio, es decir el 37% de los consumidores, poseen una combinación de teléfonos inteligentes, computadores portátiles o tabletas. De los que tienen pensado comprarse un televisor, el 61% espera uno conectado y el 25% un televisor 4K, lo que supone un aumento del 7% con respecto al pasado año. Estos compradores afirman hacer uso de la televisión para acceder diariamente a todo tipo de contenidos.

Así mismo el 89% de los televidentes ven vídeos de larga duración en dispositivos conectados, pero muchos de ellos señalan problemas en su experiencia de visualización. La principal queja, por parte del 51%, fue la mala calidad del servicio online.

También se quejan del exceso de publicidad en un 42 %; buffering, o el tiempo que tarda el vídeo en reproducirse en un 33%; y la pérdida de sonido o distorsiones durante la reproducción en un 32%. Al mismo tiempo, los encuestados afirmaron que pagarían por un servicio de vídeo si ofrecieran una mayor variedad de contenidos, menos publicidad y mejor calidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?