| 9/7/2011 9:00:00 AM

Urgente: se necesitan profesionales para las Olimpíadas de Brasil

La falta de profesionales especializados y de mano de obra calificada en áreas como ingeniería, gerencia de proyectos y construcción civil es un desafío para los preparativos de los Juegos Olímpicos 2016 en Río de Janeiro, según especialistas y la propia organización del evento.

;
BBC
El sector de la construcción civil va contra reloj para calificar a más profesionales para las obras que se van a intensificar en los próximos años. De hecho, el Comité Río 2016, establecido en 2010, terminará este año con ofertas abiertas de trabajo.

De acuerdo con el director general del comité, Leonardo Gryner, existen dificultades para llenar todas las vacantes, lo que puede obligarlos a contratar personal en el extranjero.

El comité tiene contratados a 181 funcionarios y espera llegar a 274 a finales de año. Pero Gryner no cree que cumplirán con el objetivo. "La economía brasileña tiene una falta de talentos en el mercado".
La opinión de Gryner es que Brasil no ha formado el número suficiente de profesionales en la última década para atender las necesidades del mercado, y actualmente necesitan ingenieros y gerentes de proyectos.

Salarios en alza
La competencia por contratar a profesionales calificados ha hecho que se disparen los salarios a niveles superiores a los previstos inicialmente por el comité. Un hecho que, según Gryner, también hace que los puestos sean atractivos a extranjeros. "Si faltan ingenieros y técnicos, vamos a tener que buscarlos afuera. Y ahora, nuestros salarios son competitivos en el extranjero, porque estamos pagando, respecto al dólar, una cantidad consistente con el mercado internacional ", afirma.

Entre los cargos que se ofrecen actualmente están los de especialistas de proyectos, director de negociaciones comerciales y gerente jurídico comercial.

En el sector de la construcción civil, la demanda por mano de obra promete dispararse en los próximos años, para cumplir con los proyectos de infraestructura urbana, deportiva y residencial que tiene prevista la ciudad. "Estimamos que para el año 2016 se abrirán cada año un promedio de 20.000 nuevos puestos de trabajo en la construcción ", dijo Roberto da Cunha, responsable técnico del Servicio de Referencia de construcción del Centro de Aprendizaje Industrial (SENAI).

Para cumplir con parte de la demanda de mano de obra, el Senai abrirá antes del próximo año dos escuelas de formación profesional para el sector. A partir de finales de 2012, se espera formar a 6.000 profesionales al año.

Disputa por profesionales
Cunha considera que el aumento de la demanda en la construcción civil ocurre debido al crecimiento de la economía brasileña. Este escenario se produce después de un período de estancamiento de 25 años en el sector entre finales de los años 70 y la recuperación de 2005.

Con el mercado cerca del pleno empleo, Cunha explica que la mano de obra empieza a disputarse entre varios sectores. "Como todo el mundo, estamos luchando por conseguir personal". "Estamos secuestrando a profesionales. Los ingenieros y los obreros se disputan a golpes", dice el profesor Paulo Porto Neto, del MBA en Bienes Raíces y Construcción de la Fundación Getulio Vargas (FGV). "Llegamos al punto de pelearnos por albañiles, un puesto de baja cualificación. Tenemos que invertir en la formación profesional", agrega.

Técnicas atrasadas
El presidente de la Asociación de Directores de Empresas de Bienes Raíces (ADEME), José Conde Caldas, dijo que además de la falta de mano de obra, las técnicas de construcción que se usan en Brasil son atrasadas. "Somos los mejores del mundo en la construcción con concreto, pero en la actualidad ya no se utiliza esta técnica, es rudimentaria. En otros países, sólo se hacen edificios comerciales con estructuras de metal", señala.

Conde Caldas sostiene que en los próximos años la industria vivirá una transición, empezando con la utilización de nuevas tecnologías y equipos para simplificar el proceso, hasta reducir la mano de obra y reducir a la mitad el tiempo de construcción de un edificio.

Caldas informó que el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación firmó en agosto una sociedad con representantes de la industria y la Universidad de Brasilia (UNB) para crear un centro de investigación de tecnología en la construcción.

Zona portuaria
Caldas dijo que más mano de obra y nuevas tecnologías en la construcción son esenciales para mejorar la empresa privada en la zona portuaria de Río de Janeiro, que en el próximo año se convertirá en uno de los sitios de construcción en la ciudad. "Tenemos 30 proyectos comerciales para la región portuaria, pero no tenemos mano de obra. Como el sector estuvo estancado por tanto tiempo, los subcontratistas quebraron y nadie los sustituyó".

Los proyectos previstos por la ciudad para revitalizar la región para el año 2016 comenzarán a ejecutarse entre finales de este mes y la primera quincena de octubre.

De acuerdo con Alberto Gomes Silva, de la Compañía de Desarrollo Urbano de la Región del Puerto de Río de Janeiro (CDURP), las acciones de formación y calificación profesional también están previstas en el proyecto de Porto Maravilha.

El objetivo es capacitar a residentes locales en áreas como la construcción civil, la hostelería y el turismo, para que absorban las oportunidades de empleo que puedan surgir. El programa aún está en desarrollo y debe comenzar a operar el próximo año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?