| 2/25/2014 11:00:00 AM

Unión Europea parece que volverá a crecer

La Unión Europea revisó al alza las previsiones de crecimiento para la región y destacó que las reformas que llevan a cabo los estados miembros hacen la modesta mejora sostenible.

La Eurozona (integrada por 18 de los 28 países de la Unión Europea, UE) crecerá en promedio este año un 1,2% y un 1,8% en 2015, poco más que lo previsto en noviembre (1,1% y 1,7%), según la Comisión Europea.

En cambio, la UE en su conjunto crecerá 1,5% este año y un 2% el próximo, igualmente en ambos casos una décima más que en sus estimaciones anteriores. "La recuperación se afianza en Europa (...) La recuperación se ha consolidado y la competitividad ha mejorado", dijo el comisario de Asuntos Económico, Olli Rehn. "Lo peor de la crisis ha quedado atrás, pero esto no es una invitación a la autosatisfacción, pues la recuperación es todavía modesta", advirtió. "Necesitamos seguir aplicando reformas económicas para consolidar la recuperación y crear más empleo", espetó.

La eurozona puso fin a 18 meses de recesión en el segundo trimestre de 2013 y, tras "tres trimestres consecutivos de una tímida recuperación, se prevé un moderado crecimiento", asegura la Comisión en su informe sobre previsiones de invierno.

Alemania, principal potencia económica del bloque, crecerá un 1,8% este año y 2,0% en 2015, un poco más que en las previsiones de noviembre, mientras Francia crecerá 1% en 2014 y 1,7% el próximo año.

La Comisión también prevé una mejora en España, donde vaticina un crecimiento para este año del 1% y del 1,7% para el próximo. Esa previsión coincide con la del gobierno español anunciadas este mismo martes por el presidente Mariano Rajoy para este año, y mejora incluso la de Madrid (1,5%) para el próximo.

Grecia, que tuvo que ser rescatada dos veces, espera poner fin a seis años de profunda recesión con un crecimiento del 0,6% este año y del 2,9% el próximo, mientras Italia crecerá también 0,6% y 1,2%. Gran Bretaña, que no forma parte de la zona euro, se aleja de sus socios comunitarios con un crecimiento del 2,5% este año y el 2,4% el próximo.

En comparación, la economía de Estados Unidos crecerá este año 2,9% y 3,2% el próximo.

- Las reformas deben proseguir -

La Comisión hace hincapié en que el crecimiento depende de que se mantengan las reformas y la política fiscal bajo control. El "mayor riesgo de recaída (...) es que vuelva la pérdida de confianza como resultado de que se estancan las reformas tanto a nivel nacional como europeo", advierte.

La Comisión consideró por otra parte que la probabilidad de deflación es "marginal" en la zona euro.

La inflación ha caído de manera constante en los últimos meses (0,8% en enero) a un nivel muy inferior a la meta del 2% del Banco Central Europeo. Ello pone de manifiesto la debilidad del consumo de los hogares y hace temer un escenario de caída de precios, salarios e inversiones que podría provocar un ciclo infernal del que resultaría difícil salir.

La Comisión señala que si se aleja este riesgo, la recuperación sería más fuerte de lo esperado, especialmente si "se llevan a cabo reformas estructurales más audaces". Con estas perspectivas, la Comisión estima que la inflación en la eurozona se situará este año en 1% y en 1,3% el próximo, inferior a la previsión anterior del 1,5% y del 1,4%.

En el caso del desempleo, se mantendrá en el actual récord del 12% este año y habrá que esperar al próximo para que se reduzca al 11,7%, mejor que las previsiones de noviembre.

Las finanzas de los estados miembros que sufrieron los embates de la crisis de la deuda muestran señales de estabilizarse, dice la Comisión, aunque previene que mucho queda por hacer. El déficit público medio de la eurozona -la diferencia entre los ingresos y los gastos de los estados- se situará en torno al 2,6% del Producto Interno Bruto esta año y del 2,5% en 2015, por debajo de la meta del 3% que fija la UE. Pero es ligeramente peor que las estimaciones previas del 2,5% y del 2,4%.

La deuda total acumulada no mejorará mucho y se situará en el 95,9% y el 95,4% éste y el próximo año, respectivamente, muy por encima del límite del 60%. Pero las diferencias, cuando se ve caso por caso, son grandes. Alemania tendrá un déficit cero, en tanto que Francia incumplirá la meta del 3% acordada con la Comisión para estabilizar sus cuentas públicas. Su déficit será del 4% en 2014 y de 3,9% en 2015.

El déficit de España será del 5,8% este año, frente al 7,2% de 2013, antes de volver a subir al 6,5% en 2015 tras la reducción de los estímulos, vaticina la Comisión. Grecia, que está embarcada en difíciles negociaciones con los acreedores internacionales sobre sus reformas y futuras necesidades financieras, volverá al terreno positivo (1%) en 2015, tras un déficit del 2,2% este año y del 13,1% en 2013.


Afp/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?