| 9/27/2011 8:00:00 AM

Un millonario en la élite comunista de China

El eterno debate entre riqueza personal e ideología vuelve a la palestra en momentos en que el Partido Comunista decide si admite al hombre más rico del país como miembro de su Comité Central.

;
BBC
¿Empresario multimillonario y comunista activo? El eterno debate sobre las credenciales ideológicas de gente de izquierda con bienes de fortuna podría estar por pasar una prueba en China si el Partido Comunista admite al hombre más rico del país como miembro de su Comité Central.

El empresario, Liang Wengen, podría integrarse al Comité, que reúne a las 300 personas más influyentes en la política del gigante asiático, si es que logra vencer las tradicional desconfianza que suelen tener los delegados del partido hacia empresarios.

La votación está prevista para el próximo Congreso que se realizará en octubre.

Según el corresponsal de la BBC en Pekín Martin Patience, Liang logró una gran fortuna en el negocio de las construcción, pero eso no significa que está buscando la fama.

Patience asegura que, por el contrario, ha adoptado un bajo perfil y además se ha mantenido fuera de cualquier controvesia. Son esas dos cualidades las que han llevado al Partido Comunista de China a tratar de incluirlo como uno de sus miembros.

Liang, de 55 años, es considerado el hombre más rico de China, con una fortuna de US$9.300 millones, según la famosa Lista Forbes publicada por la revista estadounidense del mismo nombre, o de US$11.000 millones, de acuerdo con su equivalente chino, el Reporte Hurun.

De integrarse al Comité, Liang estaría personificando un notable cambio filosófico dentro del Partido Comunista, una organización que sólo en 2001 empezó a aceptar a empresarios en sus filas.
Vivir de la construcción

En 1989 Liang, junto a cuatro socios, fundó una pequeña empresa de soldadura, Sany, que creció hasta convertirse en la actualidad en el mayor grupo de la construcción en China.

Liang es el principal accionista de la compañía que emplea 53.000 personas y tiene ventas anuales superiores a los US$7.000 millones en sus operaciones en el mundo entero.

La expansión de la economía china y su intensa demanda de maquinarias y materiales para la construcción han sido la razón de la bonanza de Liang, de acuerdo con el reporte Hurun.

"Si Liang es admitido en el Comité Central será una declaración de confianza en el sector privado", aseguró a la agencia de noticias AFP, Willy Lam, una analista de la Universidad China de Hong Kong.

Burocracia vs. empresariado
Según la información presentada en el diario The China Times, el departamento central de organización del partido finalizó la revisión del caso de Liang, quien estaría ahora en capacidad de ser elegido como miembro alterno, o de reserva, para el Comité.

Los miembros alternos no pueden votar sobre asuntos de políticas, pero eventualmente pueden ser promovidos a una membresía plena cuando un miembro principal se retira o muere.

Pese a la enorme expansión económica experimentada por el país desde que se adoptaron reformas de mercado en la década de 1980, persiste desconfianza entre la burocracia y el empresariado.

De hecho Willy Lam advirtió que la riqueza del empresario podría actuar en su contra a la hora de las selecciones entre los delegados asistentes al Congreso del Partido.

"Tradicionalmente a estos delegados partidistas no les gustan los empresarios ricos", afirmó Lam.

La mayoría de las empresas de la segunda economía del planeta están bajo el control estatal y los empresarios privados suelen quejarse de que se ven perjudicados en la asignación de contratos con el sector público.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?