| 9/3/2012 2:00:00 PM

UFO: un sindicato pequeño, pero poderoso

El sindicato de auxiliares de vuelo (UFO) sigue en pie de lucha contra Lufthansa y amenaza con paralizar, de nuevo, las actividades de la aerolínea este 5 de septiembre. ¿Por qué tiene tanto poder?

;
DW
Casi desconocido, pero muy potente: para presionar por el cumplimiento de su pliego de solicitudes, en una huelga de solo ocho horas UFO logró hacer cancelar cientos de vuelos en Europa la última semana de agosto de 2012. Miles de pasajeros perdieron sus vuelos y Lufthansa (LH) reportó daños por millones de euros.

La fortaleza de este pequeño sindicato es inusitada: “Sin auxiliares de vuelo o pilotos no puede despegar ningún avión comercial”, recuerda Hagen Lesch, del Instituto de la Economía Alemana (IDW), de Colonia. Por ello, pequeños sindicatos de auxiliares o pilotos pueden causar tanto impacto, algo que, según Lesch, “mientras haya un equilibrio, es legal.”

Derecho constitucional

Los salarios en Alemania se negocian entre representantes de las empresas y de los sindicatos laborales. Ni al Estado ni al Gobierno les está permitido inmiscuirse. Esta “autonomía salarial” es un “derecho constitucional”, recuerda Lesch. Un derecho que ambas partes defienden a capa y espada.

El problema es que las negociaciones laborales son cada vez más complicadas porque en grandes empresas como Lufthansa, por ejemplo, ya no rige una tarifa única, sino varias. Así mismo, ya no hay un solo sindicato sino varios que representan a los diferentes oficios o profesiones.

Mientras los grandes gremios sindicales alemanes, como Verdi e IG Metall, cada uno con mas de 2 millones de miembros, son más inflexibles y heterogéneos, pequeños sindicatos como el de los maquinistas de ferrocarriles GdL, el de pilotos Cockpit, el de médicos Marbugrer Bund y el de auxiliares de vuelo UFO “son muy efectivos a la hora de hacer valer sus intereses”, dice Hagen Lesch.

Para ganar hay que ceder

El sindicato de los auxiliares de vuelo UFO, fundado en 1992, cuenta ya con más de 10.000 miembros, por lo que se concibe como “la voz de la cabina”. En la actual disputa con LH, UFO exige un aumento del salario del 5%. Lufthansa ofrece, por su parte, elevar los salarios de los auxiliares de vuelo en un 3,5%, así como parar la subcontratación y los despidos por razones administrativas.

La actual disputa entre UFO y Lufthansa es una prueba de fuego para este pequeño sindicato. “Si el pulso es ganado por el sindicato de los auxiliares de vuelo, el poder de UFO será tan fuerte como el de Cockpit, el sindicato de los pilotos”, destaca el experto del Instituto de la Economía Alemana, de Colonia. Lesch advierte, empero, que “siempre después de una lucha sindical tiene que volverse a negociar y ahí ambas partes tienen que ceder.”
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?