| 5/30/2012 11:00:00 AM

UE da dos posibles salvavidas para España

La Comisión Europea le dio a España, el nuevo blanco de la crisis de deuda de Europa, dos posibles salvavidas, al ofrecerle más tiempo para reducir su déficit presupuestario y ayuda directa del fondo de rescate de la zona euro para recapitalizar bancos en problemas.

Los costos de endeudamiento de España subieron previamente y la Bolsa de Valores de Madrid tocó un mínimo de nueve años el miércoles, en medio de la huida de los inversionistas hacia los seguros bonos alemanes ante los temores sobre el sector financiero español.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, Olli Rehn, dijo que Bruselas estaba lista para darle a España un año adicional hasta el 2014 para bajar su déficit al límite de la UE de un 3 por ciento del producto interno bruto, si Madrid presenta un sólido plan presupuestario a dos años para el 2013-2014, algo que prometió hacer.

La concesión, que Madrid no ha pedido públicamente, se otorgaría bajo la condición de que España recorte efectivamente el exceso de gasto de sus regiones autónomas, haga más reformas al sector financiero y recapitalice sus bancos en problemas.

Aunque la Comisión es responsable de proponer leyes, son sus estados miembro -notablemente Alemania y Francia- los que deciden si implementar o no esas propuestas.

El mayor contribuyente de la Unión Europea, Alemania, se ha opuesto firmemente hasta el momento a cualquier solución bancaria y sistema de garantías común europeos, además de al uso de los fondos de rescate sin que un país tenga que someterse a un programa de austeridad, políticamente degradante, de la UE y el Fondo Monetario Internacional.

Rehn dijo que no había bases para darle a Italia una extensión similar para equilibrar su presupuesto, para lo cual tiene plazo hasta el 2013, ya que a diferencia de España, se espera que su economía empiece a crecer nuevamente el próximo año.

En un gran documento de política, la Comisión dijo que debía romperse el círculo vicioso de débiles bancos y países fuertemente endeudados prestándose entre ellos.

El presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, dijo que una mayor integración de la zona euro podría incluir una unión bancaria, un esquema de garantías comunes de depósitos bancarios y una supervisión financiera de la zona euro, diciendo que el ánimo había cambiado desde que los estados miembro rechazaran meses atrás un fondo común de garantía para los depósitos. "En el mismo sentido, para cortar el vínculo entre bancos y estados, podría buscarse la recapitalización directa mediante el MEDE, (Mecanismo Europeo de Estabilidad)", indicó el reporte.

Coctel explosivo
Los problemas bancarios de España -resultado de la explosión de la burbuja inmobiliaria y agravados por la recesión- se combinaron con la creciente incertidumbre sobre la supervivencia de Grecia en la zona euro.

El escenario hizo bajar al euro a un mínimo de dos años por debajo de los 1,2450 dólares el miércoles, con las acciones europeas cayendo luego de que Italia debiera pagar un alto precio por vender bonos.

Madrid dijo que su fondo de rescate bancario emitiría bonos para inyectar fondos al nacionalizado prestamista Bankia, pero esto parece caro con los costos de endeudamiento a 10 años en un 6,67 por ciento, cerca de su máximo de la era del euro y cerca de niveles en los que Irlanda y Grecia buscaron rescates internacionales.

El Ministerio de Economía de España desestimó un reporte del Financial Times que decía que el Banco Central Europeo rechazó un plan inicial para rescatar a Bankia, el cuarto banco más grande de España, con bonos gubernamentales que podrían utilizarse como garantía para pedir préstamos al BCE. "España no formuló ninguna propuesta al BCE sobre el plan para financiar a Bankia, por lo que es difícil que tuviera una opinión", dijo a Reuters una portavoz del ministerio. "El Ministerio de Economía mantiene como primera opción ir a los mercados para recapitalizar a la entidad", agregó.

Los inversionistas, nerviosos por la profundización del colapso financiero, hicieron subir los costos de financiamiento de Italia en una venta de bonos, con los rendimientos a 10 años tocando un 6 por ciento por primera vez desde enero.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, insistió en que el Gobierno no tiene intenciones de buscar un rescate de la UE y el FMI, ya sea para los bancos o el Estado.

No obstante, la abrupta renuncia del gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, el martes -un mes antes de que terminara su mandato-, se sumó a las preocupaciones del mercado respecto al manejo de la crisis en Bankia y las relaciones con instituciones europeas.

Destacando la dificultad de España para cumplir con sus metas fiscales durante una recesión más fuerte lo esperado, el saliente jefe del banco central dijo que la recaudación tributaria podría ser menor a las estimaciones del Gobierno y el gasto más elevado de lo que se espera.

Fernández recomendó adelantar el alza del impuesto al valor agregado, fijado para el 2013, si la meta de déficit no se lograra este año.


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?