| 1/3/2011 12:15:00 PM

Tras devaluar moneda, Venezuela busca combatir especulación

Venezuela dijo el lunes que endurecerá los controles para evitar que la eliminación de una de las tasas oficiales de cambio anunciada la semana pasada desate una ola de especulación de precios en los alimentos y medicinas que afecte a los más pobres.

El jueves, Venezuela eliminó la tasa de cambio preferencial de 2,6 bolívares por dólar, que bajo el control de cambios era usada básicamente para la compra de alimentos y medicinas, y mantuvo a partir del 1 de enero el tipo de cambio oficial de 4,3 bolívares por dólar, que regía para la importación de bienes considerados suntuarios por el Gobierno.

Al mismo tiempo, se informó que las operaciones a través del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme), controlado por el Banco Central, se mantendrán en 5,3 bolívares por dólar.

La medida es vista por analistas como una devaluación efectiva de la moneda local que golpeará a los más pobres y podría causar escasez de algunos alimentos.

El país petrolero habría cerrado el 2010 con una contracción del producto interno bruto del 1,9%, mientras que la inflación habría trepado al 26,9%.

"Es necesario atacar fuertemente la especulación e impedir que por esa vía unas minorías, dueñas del capital y que manejan mucho dinero, se aprovechen de esta situación y logren desviar la intención del Gobierno nacional de favorecer al pueblo venezolano", dijo Miguel Barroso, presidente de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi).

El funcionario sostuvo que el tipo de cambio oficial preferencial de 2,6 bolívares por dólar "estaba limitado a un grupo reducido de bienes con la intención de por un tiempo apalancar al aparato productivo", pero que fue utilizado por los grandes empresarios para desviar el dinero.

Por eso, el Gobierno tomó la medida de eliminar el tipo de cambio oficial dual, ya que el sistema permitía a los capitalistas "tener una ganancia mucho mayor a costas de ese proceso productivo que debería estar al servicio del pueblo venezolano", sentenció Barroso.

Chávez: no hay más

Pese a que algunos analistas aseguran que el bolívar se mantiene sobrevalorado y temen nuevas medidas de ajuste monetario, el presidente Hugo Chávez dijo el fin de semana que no hay más medidas y acusó a la oposición de atacar a lo que el llama su revolución socialista.

"¿Qué es lo que dicen los apátridas? Que estamos generando las condiciones para implementar un paquetazo neoliberal. Se trata, por supuesto, de la estrategia de mentir descaradamente para generar confusión", aseguró el ex militar que gobierna Venezuela por cerca de 12 años años.

Chávez acusó a la oposición de criticar la eliminación del tipo de cambio dual y dijo que evitan hablar de la especulación, de la que "son responsables", por lo que prometió "meter en cintura a los especuladores (...) y no vamos a tener ninguna clase de contemplaciones con ellos".

"El capital monopólico, con (el gremio empresarial) Fedecámaras a la cabeza, infla desmesuradamente los precios, despreciando la racionalidad económica y burlándose del pueblo", sostuvo el mandatario.

 

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?