| 4/22/2011 12:30:00 PM

Tragedia del vuelo AF447: parte la misión decisiva

Expertos de diferentes países y un robot submarino intentarán recuperar del fondo del Atlántico los restos del vuelo 447 de Air France, que cayó misteriosamente al mar hace casi dos años.

Está previsto que los investigadores zarpen de Dakar, Senegal, más tarde este viernes en un barco que llegó por la mañana a recogerlos para ir al lugar del océano donde están los restos, al noreste de la costa de Brasil.

Su prioridad será hacerse de las cajas negras del avión para entender por qué se precipitó al Atlántico el 31 de mayo de 2009 cuando viajaba entre Río de Janeiro y París con 228 personas a bordo, todas declaradas muertas.

Las cajas negras no han sido halladas, pero a comienzos de mes fueron detectadas a 3.900 metros de profundidad varias piezas del Airbus 330 que alentaron las esperanzas de poder recuperarlas. En el lugar también se hallaron cuerpos de las víctimas, cuya recuperación correrá por cuenta de representantes de la justicia, precisó la Oficina de Investigación y Análisis francesa (BEA, por sus siglas en francés).

La integración de la misión ha generado dudas y cuestionamientos de parte de familiares de las víctimas, que reclaman una indagatoria objetiva sobre las causas de la tragedia.

Investigadores y policías
La misión llegará al lugar del Atlántico donde fueron hallados los restos del avión entre el domingo y lunes, dijo Martine del Bono, portavoz de la BEA. "A comienzos de la semana próxima comenzarán las operaciones", anunció Del Bono a BBC Mundo. El equipo a bordo del navío de cableado submarino "Ile de Sein" trabajará con un robot submarino de operación remota Remora 6000, que cuenta con cámara de video, luces y manipuladores.

En el barco habrá cuatro investigadores de la BEA, incluido Alain Buillard, director de la indagatoria.

Además habrá un representante de la oficina investigadora homóloga CENIPA de Brasil y otro de la británica AAIB, así como un especialista estadounidense en imágenes sónar, precisó la BEA. Del Bono explicó que esta presencia se debe a que la investigación tiene "una dimensión internacional".

Cuatro oficiales de la policía judicial francesa, asistidos por tres especialistas criminales de la gendarmería nacional, y un psicólogo estarán igualmente presentes en el lugar.

Los representantes de la justicia serán responsables de "la recuperación de cuerpos y efectos personales", indicó la BEA esta semana en un comunicado.

El gobierno francés manifestó a comienzos de mes su intención de recuperar e identificar cuerpos de las víctimas, pero se desconoce cuántos podrán efectivamente ser remontados.

Airbus y Air France presentes
A bordo del navío también habrá tres expertos del constructor del avión, Airbus, y uno de Air France, empresas que se encuentran bajo investigación judicial por presunto homicidio involuntario en la tragedia.

La portavoz de la BEA sostuvo que esta presencia se debe a que los expertos podrán ayudar a "identificar las piezas del avión" bajo el mar, que se deben recuperar para conducir la investigación. "Es para acelerar y no perder tiempo", dijo.

Sin embargo, esta la participación de representantes del constructor europeo y la aerolínea francesa en la fase decisiva de la indagatoria es cuestionada por familiares de las víctimas. "Desaprobamos la presencia de expertos de Airbus y Air France en la medida en que estas dos compañías están imputadas", dijo Robert Soulas, vicepresidente de la asociación Apoyo y Solidaridad AF447, que reúne a familiares de 60 de las víctimas. "No es normal que expertos de Air France y Airbus participen en la investigación técnica de la BEA", agregó Soulas en diálogo con BBC Mundo.

Otra asociación de familiares de las víctimas, AFVV 447 había reclamado tener un representante a bordo del navío, pero esto fue descartado por las autoridades francesas.

Objetivo: cajas negras
Entre las partes del Airbus que fueron halladas a principios de mes, en la cuarta fase de búsqueda submarina desde el accidente, figuran el tren de aterrizaje, dos motores y trozos de fuselaje.

También fueron localizados los soportes donde las cajas negras estaban adheridas, pero se desconoce si esos aparatos registradores de vuelo aún están ahí o se desprendieron con el impacto, dijo Soulas en base a información que recibió de la BEA.

Los investigadores franceses han dicho que sólo el hallazgo de las cajas negras podrá permitirles determinar con certeza las causas de la tragedia.

La BEA indicó en un comunicado que las operaciones comenzarán con una "observación detallada del sitio del accidente y la búsqueda de los registradores de vuelo". "Una vez localizados, serán remontados a bordo del Ile de Sein y precintados inmediatamente; después serán escoltados por un buque de la Armada a un puerto francés y enviados por vía aérea a la BEA", agregó.

Los sensores de velocidad que tenía el avión han sido señalados por expertos y sindicatos de pilotos como la probable causa de la tragedia, en base a incidentes previos similares. Pero los investigadores franceses han descartado que la caída del avión se pueda explicar sólo por una incoherencia en las mediciones de velocidad, un punto podría ser clave para que la justicia establezca responsabilidades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?