| 6/8/2014 7:05:00 PM

Sao Paulo sigue en huelga

La huelga entrará el lunes en su quinto día y amenaza el buen desarrollo del torneo, ya que el metro es fundamental para llegar al estadio Arena Corinthians de Sao Paulo.

Los trabajadores del metro de Sao Paulo decidieron el domingo mantener la huelga a cuatro días del inicio del Mundial en la mayor ciudad de Brasil, pese a que la justicia la consideró ilegal e impuso enormes multas.

El nuevo estadio recibirá el 12 de junio la ceremonia de apertura de la Copa ante más de 60.000 personas, la presidenta Dilma Rousseff y 11 jefes de Estado, así como el primer partido, Brasil vs Croacia, y cinco juegos más. En los últimos días, la paralización parcial en el metro de esta megalópolis de 20 millones de habitantes ha sembrado el caos en el tránsito y provocado embotellamientos de más de 250 km.

Contra la pared
Los empleados del metro amenazan incluso con mantener la huelga durante el Mundial, en lo que se ha convertido en la mayor amenaza concreta a la organización del evento. "Hay una Copa del Mundo, el mayor evento deportivo mundial. El gobierno del estado (de Sao Paulo) tiene elecciones a fin de año, tiene que negociar", señaló el presidente del sindicato, Altino Melo dos Prazeres, en la asamblea general de trabajadores celebrada este domingo.

Los trabajadores planean manifestaciones el lunes y una nueva asamblea. "Vamos a continuar hasta conseguir la victoria", dijo una portavoz del sindicato a la AFP. De las cinco líneas del metro paulista, cuatro pertenecen a la empresa del estado de Sao Paulo. Los trabajadores rechazan el 8,7% de reajuste salarial anual propuesto por la empresa y exigen un 12,2% de alza. La justicia respaldó la oferta del gobierno a los empleados.

Su decisión de continuar la huelga tiene lugar pocas horas después de un fallo de la justicia laboral brasileña, que determinó el domingo la ilegalidad de la paralización e impuso multas de 227.000 dólares diarios a partir de este domingo si los empleados no regresan al trabajo.

La justicia decidió asimismo mantener la multa de 100.000 reales diarios (USD 45.000) impuesta al sindicato desde el comienzo de la huelga hasta el momento del fallo judicial. La justicia había autorizado la huelga el pasado jueves, pero pidió a los trabajadores mantener un 100% de operación en los horarios pico y un 70% en las horas de baja demanda, lo cual no fue respetado.

La paralización del metro se enmarca en una ola de protestas y huelgas que han sacudido el país en las últimas semanas al acercarse la Copa, protagonizadas por conductores de autobús, policías, vigilantes de bancos o profesores. Sin hacer mención a las manifestaciones, durante una ceremonia en Belo Horizonte (sudeste), Rousseff pidió "alegría, fuerza y civilidad" a los brasileños, y aseguró que el Mundial será una fiesta.

A último minuto

A solo cuatro días del pitazo inicial de la Copa, las obras aún continúan en el Arena Corinthians, que supuestamente debía concluir los trabajos antes del 31 de diciembre: los trabajadores corren para limpiar asientos, verificar vigas e instalar cables.

Al caer la noche del sábado, obreros provistos de cascos aún trabajaban en las dos tribunas temporarias del nuevo estadio. "Aún hay mucho por hacer", dijo a la AFP un trabajador que pidió conservar el anonimato porque no está autorizado a hablar con la prensa. "Estará listo antes de la Copa del Mundo", dijo otro, limpiándose el sudor de la frente con la manga de la camisa.

Además del Arena Corinthians otros cuatro de los 12 estadios mundialistas (Natal, Cuiabá, Curitiba, Porto Alegre) se apresuran a terminar las obras.

J.Lo queda fuera
La superestrella del pop estadounidense Jennifer Lopez no participará en la ceremonia inaugural de la Copa, como estaba previsto inicialmente, debido a "problemas de producción", informó el domingo la FIFA. Lopez, que grabó la canción oficial de la FIFA, "We Are One" (Somos uno), con el rapero Pitbull y la cantante brasileña Claudia Leitte, debía participar junto a ellos y al colectivo de tambores bahiano Olodum en la ceremonia de apertura en Sao Paulo.

En medio de las huelgas y las reivindicaciones sociales, esta segunda Copa del Mundo que organiza Brasil (después de la de 1950 que perdió contra Uruguay 2-1 en la final), ya va tomando forma en el plano deportivo con la llegada progresiva de las 32 selecciones participantes.

Este domingo llegaron a Brasil cinco nuevas selecciones, incluidas Alemania e Inglaterra, y debe llegar también esta noche la vigente campeona, España.


Afp/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?