| 2/27/2010 8:00:00 AM

Terremoto de intensidad 8,8 sacudió a Chile

El sismo tuvo su epicentro a 400 kilómetros de Santiago. Hay temor por la posibilidad de que se genere un Tsunami en la cuenca del Pacífico. El movimiento fue sustancialmente más fuerte que el devastó Haití. Al menos 400 muertos.

Las autoridades chilenas reportaron al menos 78 muertos y estimaban que habrían muchos más, además de la destrucción de edificios e infraestructura en el centro del país por un terremoto de magnitud 8,8 que sacudió en la madrugada del sábado.

La presidenta Michelle Bachelet declaró estado de catástrofe en tres regiones centrales del país, aunque en un mensaje a la nación pidió conservar la calma y evitar salir a las calles.

También reportó que una enorme ola había golpeado la costa de la isla de Robinson Crusoe, a 660 kilometros de la costa chilena, sin que causara daños de consideración. Medio centenar de países declararon alerta ante la posibilidad de un tsunami.

Bachelet dijo que el número de muertos registrados era de 78, aunque la cifra seguía creciendo. Oficialmente no se había divulgado una cantidad de heridos.

El ministro de interior Edmundo Pérez Yoma dijo a periodistas que "ha sido un terremoto devastador".

"A pesar de todo, el sistema está funcionado. La gente debe permanecer en calma. Nosotros estamos haciendo todo lo que podemos con todas las fuerzas que tenemos. Cualquier información se las compartiremos de inmediato", dijo la gobernante desde un centro de respuesta de emergencias.

Se emitieron alertas de tsunami en Sudamérica, Hawaii, Australia y Nueva Zealandia, Japón, Filipinas, Rusia y múltiples islas del Pacífico.

El Centro Geológico de Estados Unidos reportó que después del sismo de 90 segundos de duración ocurrieron 11 réplicas, de las cuales tuvieron una magnitud de 6,0 grados o más. El epicentro se ubicó a 325 kilómetros al suroeste de Santiago y a una profundidad de 35 kilómetros a las 3:34 a.m. hora local (0634 GMT).

El epicentro del sismo se ubicó a 115 kilómetros de Concepción, la segunda mayor ciudad de Chile con más de 200.000 habitantes que viven junto al río Bío Bío y a 96 kilómetros del centro de esquí de Chillán, uno de los destinos de esquí andinos que quedó destruido tras un sismo en 1939. Las dos regiones estaban incomunicadas por lo que no se tenían reportes de la magnitud de la tragedia.

La presidenta planeaba visitar la región afectada tan pronto como fuera posible para tener una mejor idea de la magnitud de los daños.

En Santiago muchos edificios viejos parecían dañados, incluyendo la iglesia de Nuestra Señora de la Providencia, cuyo campanario se derrumbó. Un edificio de apartamentos con un estacionamiento de dos pisos se derrumbó aplastando unos 50 autos cuyas alarmas sonaban sin parar. Un puente a las afueras de la capital también colapsó y al menos un auto se volcó desde él.

El aeropuerto internacional de Santiago estaba cerrado y permanecerá así por lo menos 24 horas porque la terminal de pasajeros sufrió daños de consideración, dijo el director del mismo Eduardo del Canto a la televisión local.

El aeropuerto internacional de Santiago estaba cerrado porque la terminal de pasajeros sufrió daños, dijo a

Las autoridades de protección civil esperaban a que amaneciera para obtener mayores detalles, era evidente que el daño era extenso.

Varios hospitales han sido evacuados por los daños provocados por el sismo, dijo Bachelet.

Las televisoras chilenas mostraron imagenes de un incendio grande en el sur de la ciudad y reportaron que había varios más.

El director de la agenciad de viajes Grand Circle Travel Marco Vidal dijo que un grupo de 34 estadounidenses estaban en el 19no piso del hotel Crown Plaza de Santiago cuando ocurrió el sismo.

"Todo empezó a caer. Las lámparas, todo estaban cayendo al suelo. Y todo se movía como de sur a norte, oscilando. Me sentí aterrorizado", dijo.

Cynthia Iocono, de Linwood, Pennsylvania, dijo que primero pensó que se trataba de un tren, "pero luego pensé, 'oh, aquí no hay ningún tren'. Y luego las lámparas volaron del vestidor y el televisor cayó al piso y se destruyó".

"Me asusté, pero en realidad no estaba en pánico. Todos permanecimos en calma y nos cercioramos que los demás estuvieran bien", dijo Iocono.

El Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico pidió "acciones urgentes para proteger las vidas y la propiedad" en Hawaii, uno de los 53 países para los que semitieron alertas por tsunamis.

"Las revisión al nivel del mar indica que se generó un tsunami. Podría haber resultado destructivo en las costas cerca del epicentro del terremoto y también podría ser una amenaza para las costas más distantes", dijo el centro.

El centro de alerta por tsunamis de la costa oeste de Estados Unidos dijo que no esperaba que ocurriera un maremoto en el pacífico estadounidense o Canadá, pero continuaría revisando la situación.

El terremoto más fuerte que se ha registrado en la misma zona de Chile ocurrió en 1960. El terremoto de magnitud de 9,5 cobró 1.655 vidas y dejó a dos millones de personas sin hogar. El tsunami que provocó ese terremoto llevó a muertes incluso en Hawaii, Japón y Filipinas y causó daños a la costa oeste de Estados Unidos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?