| 8/31/2010 11:00:00 AM

S&P prevé una recuperación económica a dos velocidades en Europa

La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's (S&P) prevé un crecimiento económico a dos velocidades para Europa, con los países del sur del continente a la zaga de la recuperación, según un informe publicado hoy.

Según la consultora, los datos macroeconómicos que se han ido conociendo a lo largo del verano confirman que se producirá un crecimiento económico lento, aunque continuado, en los países de la Europa occidental durante el último trimestre del año y los primeros seis meses de 2011.

Sin embargo, los planes de reducción fiscal en la mayoría de países tendrán un impacto en la demanda doméstica, mientras que las elevadas tasas de desempleo continuarán lastrando la recuperación de las rentas. En este contexto, el informe destaca que Irlanda y los países del sur de Europa continúan mostrando un crecimiento "mediocre" con el descenso de un 0,2 por ciento del PIB español en el segundo trimestre del año respecto a 2009 y con la caída del 3,5% del mismo índice en Grecia.

Las diferencias entre países son todavía más acusadas en el sector servicios, cuyo crecimiento se ha desacelerado de forma notable en Italia, España e Irlanda desde principios de verano. Como contraste, las dos grandes economías de la UE, Francia y Alemania, habrían impulsado el crecimiento de un 1,7% del Producto Interior Bruto (PIB) en la eurozona durante en el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo de 2009.

El informe sostiene que el comportamiento de la economía alemana está siendo especialmente positivo por lo que eleva su pronóstico de crecimiento del PIB alemán del 2 al 2,5% para este año y del 2 al 2,3% para 2011. S&P destaca también el crecimiento del 1,2% registrado por el Reino Unido en el segundo trimestre del año, un dato que representa el porcentaje más alto de crecimiento del PIB británico desde el primer trimestre de 2001.

El efecto rebote del comercio internacional, después de contraerse entre septiembre de 2008 y mayo de 2009 en un 20 por ciento, un descenso que no registraba desde hacía 30 años, consiguió mantener a flote al sector manufacturero europeo, que se benefició además de la caída del euro respecto al dólar.

La agencia de calificación de riesgos prevé que las exportaciones europeas, así como la demanda de los mercados emergentes se estabilizarán en los próximos 12 meses en un ratio mejor al actual, lo que hará que el sector manufacturero sea un motor de crecimiento económico a tener en cuenta.

 

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?