| 9/25/2012 10:00:00 AM

S&P prevé más recesión en la eurozona

La agencia estadounidense de calificación crediticia Standard & Poor's prevé para 2013 una "profundización de la recesión" en España e Italia y un menor crecimiento para el conjunto de la zona euro.

;
DW
En un informe publicado este martes, S&P, la mayor agencia de rating del mundo, prevé para España una contracción económica de un 1,4 por ciento en 2013, ocho décimas más que la cifra prevista en su anterior estimación, de julio. El gobierno español calcula una caída mucho menos pronunciada, de un 0,5 por ciento.

Para 2012, la agencia augura una contracción del producto interior bruto (PIB) español de un 1,8 por ciento, frente al 1,5 por ciento vaticinado por el gobierno de Madrid.

"La recesión en Italia y España sigue agravándose", subraya la agencia. "Esperamos otro año de flojo crecimiento en 2013 en Francia y Reino Unido y descensos adicionales de la producción en Italia y en España", agrega el informe titulado "La nueva recesión de la eurozona: confirmada".

“Panorama sombrío”
Para el conjunto de la zona euro, de 17 socios, S&P pronostica para este año una caída del producto interior bruto (PIB) del 0,8 por ciento, una décima más que en las previsiones de julio, y un modesto crecimiento de solo un 0,3 por ciento en 2013. "Los recientes datos económicos continúan esbozando un panorama sombrío para Europa", asegura.

Standard & Poor's estima que, en términos generales, "las perspectivas para Europa siguen dominadas por el proceso de contracción simultáneo que se está dando tanto en el sector público como en el sector privado y el financiero".

Además, advierte que "las economías periféricas, inmersas en procesos de ajuste de déficit, no están recibiendo los réditos de los mercados que se habían dado en otros momentos de la historia".             
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?