| 5/29/2012 2:59:00 PM

Sismos en Italia endurecen crisis económica

El segundo sismo fuerte que remeció a Italia en poco más de una semana provocó una ola de destrucción en una de las regiones más ricas y productivas del país y ha dado un nuevo dolor de cabeza a una economía que ya se encuentra en una profunda recesión.

Emilia-Romagna, la región norteña afectada por los sismos, alberga a algunas de las marcas más conocidas de Italia, incluyendo al mayor productor mundial de pasta, Barilla, al fabricante de automóviles deportivos de alto rendimiento Ferrari y a la fábrica de motos Ducati.

También es el hogar de algunas de las tierras agrícolas más productivas del país y produce valiosas exportaciones de alimentos, incluyendo jamón serrano y queso parmesano.

De las 20 regiones de Italia, Emilia-Romagna tiene el cuarto mayor Producto Interno Bruto, más de 135.000 millones de euros en términos reales en el 2009, según el último dato de la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

Su importancia fue remarcada por el primer ministro Mario Monti, quien prometió una rápida ayuda para reactivar la región.

"El Estado hará todo lo posible, tan rápido como pueda, para garantizar la vuelta a la normalidad en una región tan especial, tan importante, tan productiva para Italia", declaró Monti durante una conferencia de prensa convocada apresuradamente.

Los sismos son otro revés para una economía ya atribulada por un creciente desempleo, una severa recesión y el peso de duras medidas de austeridad adoptadas por Monti para impedir una cesación de pagos al estilo griego.

Lento crecimiento

Italia ha tenido la economía de más lento crecimiento de la Unión Europea durante una década y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico advirtió la semana pasada que sus perspectivas de crecimiento en el período hasta el 2017 eran peores a aquellas de cualquier otro país avanzado estudiado.

Aunque la magnitud de los daños y el número de fallecidos aún estaban evaluándose, varios de los muertos en los dos sismos eran trabajadores de fábricas o almacenes que colapsaron.

"El miedo paralizará a Emilia ahora", escribió por Twitter el director del periódico norteño La Stampa, Mario Calabresi. "¿Quién va a estar dispuesto a volver a trabajar en un gran almacén ahora?", preguntó.

El sismo del martes tuvo lugar pocos días después de que otro movimiento telúrico causó daños estimados en 200 millones de euros en la rica tierra agrícola de la región.

Barilla, con sede en Parma, afirmó que el sismo no tuvo efecto en la producción. Ferrari suspendió actividades en su fábrica para Fórmula Uno en Maranello para que los trabajadores pudieran ver a sus familias, pero un portavoz afirmó que no se registraron daños en sus instalaciones.

Ducati, cuya central está ubicada en Borgo Panigale, cerca de Bolonia, dijo que la fábrica fue cerrada debido al sismo, pero que aún no se habían verificado daños, según la cuenta de Twitter de la compañía.

Los rendimientos de los bonos italianos a 10 años oscilaban justo por debajo de un 6 por ciento el martes y una subasta mostró un alza de los costos del crédito a seis meses.

(Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?