| 3/20/2009 12:00:00 AM

Siguen las nacionalizaciones en Venezuela

Se confirmó la estatización del Banco Santander con esto, el gobierno se quedará con 25% del negocio bancario del país.

(CARACAS)  El presidente Hugo Chávez reafirmó el jueves que nacionalizará Banco de Venezuela, filial de la entidad española Grupo Santander, pese a que el país enfrenta un complejo panorama económico por la  caída de los precios del petróleo.

El valor del  crudo se han derrumbado a menos de una cuarta parte de los observado en julio del año pasado, cuando alcanzó la cifra récord de US$147  por barril. El petróleo representa el 94% de las exportaciones venezolanas y casi la mitad del presupuesto gubernamental. 
 

Sin tener en cuenta la dificl situación que vive la economía  venezolana  Chávez anunció sus  planes para nacionalizar el banco en julio. El jueves dió la noticia de que las negociaciones están "avanzando”.

La decisión se inscribe en el proceso de estatización de sectores estratégicos que inició Chávez en el 2007 para convertir al mayor exportador de crudo de Sudamérica en un país socialista y que continuó este año con la toma de tierras y plantas agroalimentarias de capital extranjero.

El Banco de Venezuela fue adquirido por el grupo Santander en 1996 por US$360 millones luego de un proceso de privatización. La institución cuenta con tres millones de clientes, una participación 11% en el negocio financiero y activos por unos US$11.057 millones. Chávez espera llegar a un acuerdo con el Banco Santander, para tener el tercer banco más grande del país.


La banca estatal significa  14% del mercado que, sumado a la participación del Banco de Venezuela, le permitirían al gobierno manejar cerca del 25% del negocio bancario local.


Procesos de Nacionalización


Desde el 2007, el presidente venezolano empezó un proceso de nacionalizaciones mediante el cual su gobierno asumió el control de empresas en diferentes industrias.


Primero, empezó con el petróleo Chávez ordenó tomar los cuatro mejoradores de crudo pesado en la Faja Petrolífera del Orinoco valorados en US$30.000 millones y operados por petroleras extranjeras. Las negociaciones culminaron con la salida del país de las estadounidenses Exxon Mobil y ConocoPhillips, que interpusieron sendos procesos de arbitraje contra Caracas buscando una mayor compensación por sus activos.


La estadounidense Chevron, la británica BP, la noruega Statoil y la francesa Total aceptaron los términos propuestos por el Ejecutivo y permanecieron como socias minoritarias en los proyectos. Total y Statoil recibieron US$1.000 millones como compensación por reducir sus participaciones.


Telecomunicaciones


En mayo del 2007, el gobierno cerró la estatización de Cantv, la mayor empresa de telecomunicaciones del país, tras pagar US$1.300 millones por el 86 % de las acciones.
Venezuela llegó a un acuerdo con la estadounidense Verizon para comprar su 28,5 % en la compañía por US$572 millones.


Electricidad


En ese mismo mes,  también se  concretó  la nacionalización de La Electricidad de Caracas tras comprar el paquete accionario del 82 % de la estadounidense AES Corp. por US$740 millones . Además, llegó a un convenio con la estadounidense CMS Energy para pagar US$106 millones por su 88% en la eléctrica local Seneca.

Siderurgia

 
Chávez ordenó en abril del 2008 renacionalizar la siderúrgica Ternium Sidor, filial en Venezuela del conglomerado internacional Ternium, que permanecería como socio minoritario.

El Gobierno asumió en junio el control operativo de la mayor acería de la región andina y el Caribe, pero el acuerdo definitivo sobre la compensación que el Estado pagará por el 60 % de la firma se ha aplazado por meses pese a que el Gobierno suele asegurar que la operación está casi cerrada.

 

Cementeras

 
El mandatario venezolano también ordenó en el 2008 nacionalizar la mayor parte del sector cementero con la compra de las unidades locales de la mexicana Cemex, de la suiza Holcin y una filial de la francesa Lafarge.

Lafarge y Holcim lograron un acuerdo con el Gobierno para recibir US$ 820 millones por sus participaciones y permanecer como socios minoritarias, mientras que Cemex interpuso un recurso de arbitraje internacional tras el desacuerdo sobre la compensación.


Alimentos y bebidas


En el 2005, el mandatario empezó a implementar una ley de tierra que permite al Estado expropiar o tomar latifundios o tierras improductivas. El Gobierno ha tomado unos tres millones de hectáreas para intentar impulsar la producción agrícola y combatir la pobreza rural.


En el 2008, Chávez estatizó algunas empresas menores en el sector de alimentos, como una planta lechera y una compañía de frigoríficos para carne, y ha declarado de utilidad pública algunas empresas que pasaron a ser propiedad de sus empleados.


En marzo, el mandatario tomó una plantación de eucaliptos propiedad del fabricante de papel irlandés Smurfit Kappa para cultivarlos. Además,recientemente,  nacionalizó una planta arrocera de la estadounidense Cargill , tras exigir a la compañía vender el producto más barato.

 

 

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?