| 4/4/2011 12:10:00 PM

Senadores dicen que TLC con Colombia generaría empleos en EE.UU.

Los senadores demócratas Max Baucus y John Kerry insistieron en la aprobación del TLC con Colombia al asegurar que éste "no es un asunto político partidista" sino que ayudará a generar empleos en EE.UU. a través de un aumento en las exportaciones.

En un artículo de opinión publicado en el diario "The Wall Street Journal", ambos recordaron que los productos colombianos ya gozan de un acceso con bajos aranceles al mercado de EE.UU. y que los exportadores estadounidenses deberían tener ese mismo privilegio en Colombia.

El TLC "no es un asunto político partidista. Es un acuerdo que conviene a nuestros intereses económicos nacionales y de política exterior" y el Congreso debe someterlo a votación "sin más demoras" una vez que concluyan las negociaciones para resolver los asuntos pendientes, dijeron Baucus y Kerry.

Ambos señalaron que, según la Comisión Internacional de Comercio de EE.UU., el TLC con Colombia aumentará las exportaciones estadounidenses en más de US$1.000 millones al año, lo que es "algo más que una estadística" para los agricultores y trabajadores que dependen de esas exportaciones.

Un futura agenda comercial, de cara a la recuperación económica, debe incluir la aprobación del TLC y la extensión de las ayudas para la educación y capacitación de trabajadores estadounidenses desplazados por el comercio exterior, recetaron.

Baucus, demócrata por Montana, y Kerry, por Massachusetts, señalaron que los agricultores y manufactureros estadounidenses afrontan en Colombia una tarifa promedio de cerca del 30% y el 14%, respectivamente.

Cerca del 90% de los manufactureros son negocios pequeños y medianos, que son los que ayudan a generar empleos en EE.UU., subrayaron.

"Si no actuamos (respecto a la aprobación del TLC), seguiremos perdiendo terreno", advirtieron ambos senadores, al señalar que EE.UU. está perdiendo su cuota del mercado colombiano frente a países como Argentina y China, mientras Colombia firma otros acuerdos con países en Europa, Asia y América.

Baucus y Kerry señalaron que el TLC "cimentará" la larga relación entre EE.UU. y Colombia, al que calificaron como un "socio estratégico" en Suramérica.

Gracias a los logros dentro del Plan Colombia -un plan antidrogas en el que EE.UU. invirtió US$8.000 millones en una década-, el Gobierno colombiano está ayudando a México en su lucha contra el narcotráfico, incluso con la capacitación de la policía y funcionarios judiciales en ese país, dijeron.

Sin embargo, reconocieron que la violencia y las preocupaciones por los derechos laborales son "las principales razones por las que el acuerdo colombiano se ha estancado".

Los senadores aplaudieron los esfuerzos del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en particular la compensación de las víctimas de la violencia y la devolución de tierras confiscadas a agricultores pobres, además de la reducción de homicidios de sindicalistas.

Aunque son "pasos significativos", continuaron, "el asesinato de un solo miembro de sindicato es inaceptable".

Asimismo, alentaron a Colombia a que continúe sus esfuerzos por promover la justicia y la reconciliación nacional, mediante la investigación y enjuiciamiento de personas implicadas en abusos de derechos humanos.

También pidieron que continúen las investigaciones iniciadas sobre los abusos por parte de la agencia de inteligencia.

Al igual que las de otros partidarios del TLC, las declaraciones de ambos no son nuevas pero se suman a las presiones para que el Congreso lo apruebe cuanto antes.

Este TLC fue suscrito en noviembre de 2006 pero la Administración del presidente Barack Obama, bajo presiones políticas por los sindicatos en EE.UU., no ha dicho cuándo lo enviará al Congreso para su aprobación.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?