| 10/22/2010 2:10:00 PM

Senado francés aprueba reforma de pensiones en votación final

La Cámara alta del Parlamento de Francia dio el viernes la aprobación final a un impopular proyecto de reforma de pensiones que generó una serie de huelgas y marchas en protesta en todo el país.

 Los senadores aprobaron la ley para elevar la edad de jubilación por 177 votos a favor y 153 en contra, después de que el Gobierno usó una medida especial para agilizar el proceso de votación.


Ahora la ley necesita que una comisión parlamentaria confirme los cambios realizados al texto original, además de la aprobación del consejo constitucional, la máxima autoridad constitucional de Francia. 

Los manifestantes protestan básicamente porque el plan del presidente francés Nicolás Sarkozy, es elevar la edad del retiro, de 60 a 62 años. El cambio se implementaría en 2018 y afectaría a empleados públicos y del sector privado.

Los sindicatos y los opositores al gobierno dicen que la medida castiga a los trabajadores. Algunos estudiantes aseguran que esa medida les afectará laboralmente pues les costaría más encontrar un trabajo a futuro.

La policía ha dicho que 1,1 millones de personas se han manifestado hasta el 21 de octubre. En contraste, los sindicatos dicen que lo manifestantes suman 3,5 millonesen todo el país.


El mandatario dice que el cambio es necesario porque una mayor esperanza de vida aumenta la carga financiera del sistema pensionario. Su reforma es parte de una serie de medidas que buscan austeridad como medida de choque en contra del creciente déficit fiscal.

Con estas medidas, el gobierno francés pretende ahorrar unos 19.000 millones de euros (US$23.300 millones). 

Sarkozy ha acusado a los líderes sindicales de querer minar la frágil recuperación económica francesa

 

Reuters/Dinero.com

 

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?