Dinero.com Revista Dinero

Ángela Merkel, canciller alemana

| 12/7/2012 1:23:00 PM

Se estanca la "locomotora europea"

El Banco Central Alemán sumó su voz al coro de pesimismo en Europa y rebajó claramente sus perspectivas de crecimiento para la primera economía del continente ante la persistencia de la crisis del euro.

;
DW
En comparación con su informe de hace medio año, el Bundesbank redujo del 1,0% al 0,7% su pronóstico de crecimiento para 2012 y de 1,6% a 0,4% el de 2013. Las cifras son muy inferiores a las del gobierno, que cuenta con un crecimiento del 1,0% el año próximo.

La coyuntura alemana se verá frenada "por la difícil situación económica en parte de la eurozona y por la incertidumbre generalizada", explicó el banco al publicar hoy sus perspectivas.

La rebaja llega un día después de que también el Banco Central Europeo (BCE) empeorara claramente su previsión para la zona euro y anunciara una contracción del 0,3% en 2013, frente al crecimiento del 0,5% que esperaba aún en septiembre.

Pese a la ralentización, el Bundesbank espera que Alemania recupere impulso en 2014 y crezca ese año un 1,9%. "Hay razones para esperar que la fase de debilidad económica no se mantenga demasiado tiempo y que Alemania vuelva pronto a la senda del crecimiento", explicó el banco. También el BCE cuenta con que la zona euro crezca un 1,2% en 2014.

Señales de estancamiento


La locomotora alemana viene dando señales de ralentización desde hace meses. El crecimiento fue contrayéndose y los expertos cuentan con que se estanque en el último trimestre. También el desempleo podría subir ligeramente al 7,2% el año que viene, según los cálculos del Bundesbank, antes de volver a bajar a un 7,0%.

El frenazo encontrará a Alemania en plena campaña electoral para los comicios generales de septiembre de 2013, donde la canciller Angela Merkel buscará su tercer mandato. Pese a los datos, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, se mostró confiado en la resistencia de la coyuntura alemana. "La buena constitución de base de la economía alemana hace pensar que superará la fase transitoria de debilidad sin mayores daños, en particular en el mercado de trabajo", analizó hoy.

Con respecto a los precios, el banco central va en línea con las previsiones del BCE para la eurozona y prevé que la inflación alemana pase de un 2,1% este año a un 1,5% en 2013 y a un 1,6% en 2014. La inflación cumpliría así a partir del año próximo con el objetivo del BCE, que recomienda una tasa inferior pero cercana al dos por ciento.
                                                               

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×