| 6/28/2012 9:00:00 AM

Se confirma desaceleración de Estados Unidos

La economía de Estados Unidos creció a un ritmo anual del 1,9% en el primer trimestre de 2012, donde las razones principales se desprenden de una dinámica menor de lo esperada en el consumo. El gasto del gobierno continúa mostrando contracciones

El Departamento dejó así sin variación la cifra indicada en la segunda revisión del crecimiento de la economía estadounidense, presentada en mayo pasado.

Las exportaciones aumentaron un 4,2%, por debajo de las estimaciones previas del 7,2%, mientras que las importaciones también crecieron menos de lo esperado, un 2,7% frente a la lectura previa del 6,1%.

Los beneficios empresariales mantuvieron su firme comportamiento al crecer un 10,1% respecto al último trimestre de 2011, apenas por debajo de las estimaciones de mayo, que lo ubicaron en un 11.7%.

El gasto de los consumidores, uno de los principales indicadores ya que representa cerca del 70% de la economía de EE.UU, creció ligeramente por debajo de los previsto en mayo: un 2,5% en lugar de un 2,7%.

Se confirma así la desaceleración de la economía estadounidense, que en el último trimestre de 2011 se expandió a un ritmo anual del 3%.

De acuerdo con el boletín entregado por el Bureau of Economic Analysis, por el lado de la demanda, el PIB registró unos crecimientos mixtos, algunos que lucen con una mejor dinámica y otros con una menor.

Con respecto al consumo de los hogares, el crecimiento alcanzó un registro de 2.5%, frente a 2.7% registrado en la medición preliminar del mes de mayo y 2.1% al cierre de 2011; este comportamiento estuvo explicado por el crecimiento del consumo de bienes durables, cuyo incremento fue 13.7%, frente a 14.1% de la revisión anterior (16.1% en el cuarto trimestre de 2011), aunque el consumo de bienes no durables registró un crecimiento de 2.1%; en la medición anterior había registrado un incremento de 2.3% (0.8% en el cuarto trimestre de 2011). Finalmente los servicios, que registraron un incremento de 0.8%, frente a 1.0% registrado en la revisión anterior y 0.4% del cuarto trimestre de 2011.

Con respecto al gasto del gobierno, este presenta una tendencia que está acorde con la intención de éste por disminuir su déficit. La contracción anual del gasto fue 5.9%, sin cambios frente a lo registrado en la medición anterior (en el cuarto trimestre de 2011 había registrado un retroceso de 6.9%). Esta disminución se explica por una caída de 8.3% en el gasto en defensa (frente a -8.1% observado en la revisión anterior y -12.1% al cierre de 2011), la contracción de 0.8% en el gasto diferente a defensa (-0.6% de la revisión anterior y +4.5% observado el cuarto trimestre de 2011), y la caída de 2.7% en los gastos de inversión del gobierno (consumo e infraestructura), frente al retroceso de 2.5% de la revisión anterior y -2.2% al cierre de 2011.

En cuanto a la inversión, la no residencial registró un incremento anual de 3.1%, frente a uno de 1.9% registrado en la medición anterior y un incremento de 5.2% registrado al cierre de 2011. Las estructuras no residenciales presentaron un incremento de 1.9%, frente a uno de 2.1% observado en la revisión anterior (-0.9% al cierre de 2011), maquinaria, equipo y software registró un incremento de 3.5% frente a uno de 3.9% de la medición original y 7.5% del cuarto trimestre de 2011. Finalmente, la inversión en vivienda registró un incremento de 20.0%, frente a uno incremento de 19.4% registrado anteriormente y 11.6% al cierre de 2011.

Finalmente, las exportaciones registraron un crecimiento de 4.2%, frente a 7.2% de la medición original y 2.7% el cuarto trimestre de 2011; entretanto, las importaciones registraron un crecimiento de 2.7%, frente a 6.1% registrado anteriormente y 3.7% del cuarto trimestre de 2011.

La contribución a la variación total del PIB (1.9%) de los inventarios fue 0.1 puntos porcentuales, frente a 0.21pp de la revisión anterior y 1.81pp del cuarto trimestre de 2011.

En suma, el PIB en EE.UU. ratifica lo que se venía intuyendo en cuanto a la vivienda, aunque muestra unos resultados menos buenos en lo que tiene que ver con consumo e inversión para la producción que el año pasado había jalonado este sector.

Si bien esta cifra está de acuerdo con las expectativas de los analistas, el nivel alcanzado es inferior al publicado inicialmente además de encontrarse en el límite inferior del rango de proyección propuesto por la FED para 2012.

En los indicadores que se han conocido de los diferentes sectores en el segundo trimestre existen dudas sobre todo en los temas de industria y empleo, con lo que se podría esperar que la cifra de crecimiento en este periodo se pueda ver afectada e incluso pueda ser inferior a la registrada durante 2012-I.

Según el análisis de Correval, esto sigue alimentado la posibilidad de que la FED tenga que intervenir de mayor forma en el mercado para impulsar la generación de empleo y el dinamismo de la economía.

Dinero.com y agencias


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?