| 3/21/2014 7:00:00 AM

Cuba aumentó salarios para salud

Cuba anunció aumentos salariales para sus 440.000 trabajadores de salud, incluidos los enviados al extranjero, citando los miles de millones de dólares que éstos aportan al Estado.

Los salarios mensuales para los médicos y enfermeras serán incrementados de un 100 a casi un 200 por ciento, incluyendo a muchos de los 50.000 profesionales que trabajan en el extranjero, según un comunicado del Gobierno difundido por la prensa estatal.

La medida, que entrará en vigor en mayo, va a "contribuir a la estabilidad y calidad de los servicios médicos a la población, así como a cumplir con los compromisos internacionales", dijo el informe citado por Granma, diario del gobernante Partido Comunista.

El Banco Mundial informó que en el 2010 Cuba tenía 6,7 médicos por cada 1.000 habitantes, la tasa más elevada del mundo.

El Gobierno cubano ha estado enviando cada vez más doctores al extranjero, incluyendo 11.400 a Brasil, un hecho que ha provocado quejas de los residentes locales de que la política de exportación de médicos ha afectado la asistencia sanitaria gratuita en el país de gobierno comunista.

Los especialistas en salud enviados al extranjero ganan varias veces el promedio de 30 dólares mensuales que reciben sus colegas en la isla, quienes han tenido que trabajar más sin obtener una mayor compensación.

En Cuba no hay servicios médicos privados, pero algunos médicos y enfermeras se han visto obligados a aceptar regalos o hacer otros trabajos por fuera para sobrevivir.

Algunos médicos enviados al extranjero por el Estado no regresan al país, aunque el Gobierno nunca ha precisado la cifra de las personas que han tomado esa determinación.

GRAN EXPORTACIÓN DE SERVICIOS SANITARIOS

La exportación de los servicios de salud es la fuente de ingresos en divisas más importante para Cuba.
"En el 2014 el plan de ingresos por la exportación de servicios de salud asciende a más de 8 mil 200 millones de CUC (pesos convertibles equivalente al dólar en la isla)", dijo el reporte del Gobierno.

La cifra, equivalente a 8.200 millones de dólares, se acerca al 40 por ciento de todos los ingresos de exportación del 2013.

El Estado firma los contratos con los Gobiernos extranjeros por los servicios sanitarios y mantiene la mayor parte del dinero de los contratos.

Los médicos, enfermeras y técnicos enviados al extranjero ganan entre 200 y más de 1.000 dólares mensuales.

Como parte de una política para "igualar" lo que los cubanos cobran en los 66 países donde trabajan, los salarios de unos 25.000 profesionales de la salud en Venezuela serán duplicados.

Aquellos que trabajan en un programa que ofrece atención oftalmológica gratuita para comunidades pobres en América Latina y Caribe también recibirán el mismo incremento salarial.

El incremento salarial de los médicos forma parte de un plan de reformas aprobado en un Congreso del Partido Comunista que busca "modernizar" la economía, dijo el comunicado del Gobierno.

La estrategia incluye recortar la fuerza de trabajo estatal para aumentar la eficiencia y mejorar los salarios, que promedian unos 20 dólares mensuales y que el Gobierno reconoció que no cubren las necesidades básicas.

El Estado emplea actualmente a alrededor del 80 por ciento de la fuerza laboral del país de 5 millones de personas.

La política salarial se ha enfocado en el sector de las exportaciones y la sustitución de importaciones en la agricultura, donde los salarios han aumentado más del doble en los últimos años, al igual que los precios que paga el Estado por los productos agrícolas.

"Como resultado del proceso de reordenamiento realizado durante el período de 2010-2013 en el sector de la salud, se redujeron 109 mil trabajadores y alrededor de 2 mil millones de pesos de gastos del presupuesto (...) hecho que ha permitido respaldar este aumento de salarios", concluyó el informe del Gobierno.

Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?