| 6/16/2011 2:25:00 PM

Rusia y China triplicarán su balanza comercial

Para 2020, ambos países esperan elevar sus intercambios comerciales hasta los US$200.000 millones, tres veces el volumen actual, así lo acordaron los dos mandatarios en un encuentro oficial.

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev y su homólogo chino, Hu Jintao, se comprometieron a mejorar las relaciones comerciales entre sus países. El objetivo consiste en triplicar la balanza comercial de Rusia y China, elevando los intercambios comerciales a una cifra cercana a los US$200.000 millones para 2020.

"Hemos fijado cifras importantes que serán referentes para el futuro: para 2015 lograr US$100.000 millones y, para 2020, US$200.000 millones", anunció Medvédev en una rueda de prensa que fue transmitida a todos los hogares rusos.

Tal como lo señaló el Mandatario ruso, en 2001 el intercambio comercial entre ambos países no superaba los US$8.000 millones. Hoy, la balanza comercial entre ambos países mueve alrededor de US$60.000 millones.

Actualmente, Rusia exporta a China grandes cantidades de petróleo y sus derivados, madera, químicos y armamento militar. China exporta principalemente aparatos electrónicos, computadores personales, textiles, hierro, acero y equipos médicos.  

Incertidumbre sobre suministro de gas

Varios tratados de cooperación bilateral fueron firmados por los dos mandatarios, pero todavía no se ha llegado a un acuerdo en el tema que más interés despierta en el mundo entero: el suministro de gas ruso a China por un periodo de 30 años.

Al parecer, todavía existen algunas diferencias sobre el precio al que será suministrado el gas.

"Tenemos acuerdos sobre gas por las rutas oriental y occidental. Esos son nuestros planes inmediatos. En este momento se terminan de arreglar los documentos referidos al suministro de gas a China", dijo Medvédev.

 Ígor Sechin, viceprimer ministro ruso, señaló que ambos países ya coincidieron en los volúmenes de gas que serán exportados a China: un total de 68.000 millones de metros cúbicos de gas serán enviados desde Rusia.

"Esta cooperación da a China estabilidad y la posibilidad de planear el desarrollo de su gran país a un plazo de decenios, y lo mismo a Rusia: estabilidad, un mercado creciente y contratos a largo plazo con precios estables, convenientes a nuestro Estado", añadió el Presidente Medvédev.

Libia y el desarme en la Península de Corea

Ambos mandatarios manifestaron su inquietud por la alarmante situación que se vive en Libia e resaltaron la necesidad de un alto al el fuego en el país africano.

Señalaron que, para evitar un aumento de violencia en el país, es fundamental cumplir con todas las resoluciones emitidas por el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En cuanto al proceso de desarme nuclear en la Península de Corea, Hu Jintao y Dmitri Medvédev señalaron que sólo los medios político-diplomáticos podrían ser la vía a seguir.

Los dos presidentes se ofrecieron como mediadores entre Corea del Norte y Corea del Sur, pues ninguno de los dos países acepta un desarme gradual si su vecino no hace lo mismo.

La visita de Hu Jintao a Moscú coincide con el décimo aniversario de la firma del Tratado de Amistad y Cooperación, suscrito entre Rusia y China en junio de 2001.
    

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?