| 6/13/2017 2:59:00 PM

Fitch advierte riesgos en las calificaciones por elecciones en América Latina

La calificadora advirtió que la llegada de nuevos presidentes a lo largo del siguiente año y medio en la región, así como las elecciones para Congreso en Argentina, podrían afectar la recuperación de los países y el saneamiento de sus deudas.

Fitch Ratings advirtió en su más reciente informe que el ciclo de elecciones en América Latina podría tener implicaciones en las calificaciones de cada país, pues los cambios políticos representan retos en la consolidación fiscal para los países con bajo crecimiento e ingresos reducidos.

La calificadora destacó además que el reto será mayor para los países cuyos ingresos se relacionen con la venta de commodities, lo que les haría más difícil enfrentar las dinámicas de deuda adversas.

Colombia, Brasil, Costa Rica, Chile, Paraguay, México e incluso Venezuela tendrán elecciones presidenciales y en todos, excepto en Venezuela, con seguridad se sabe que los presidentes actuales cumplen su periodo máximo por lo que llegarán nuevos jefes de Estado.

Además, Argentina tendrá elecciones de Congreso, lo que según la calificadora pondrá a prueba la agenda de reformas de la administración de Mauricio Macri. Igual pasará en El Salvador, donde el bloqueo político durante varios meses llevó al país a incumplir sus obligaciones de deuda y disminuir sus opciones de financiación.

Recomendado: Fitch reducirá la proyección de crecimiento para Colombia este año

Para Fitch, las elecciones serán especialmente importantes para las calificaciones de México, Chile y Brasil, países que ya tienen perspectiva Negativa según la firma.

Por un lado, Chile tiene un bajo crecimiento económico acompañado de un alto déficit fiscal, situaciones que le han llevado a duplicar su deuda en los últimos cinco años.

Brasil por su parte todavía enfrenta una serie de grandes escándalos de corrupción que han aumentado la incertidumbre política, factor que sería aún mayor con las próximas elecciones. En ese sentido, Fitch señaló que para ese país es importante un liderazgo político fuerte que sea capaz de presentar las reformas necesarias para aumentar la perspectiva de crecimiento y finanzas públicas.

El tercer país con perspectiva negativa, México, tiene un lento crecimiento económico y debilidad institucional a la vez que, según la calificadora, la alta incidencia del crimen y la percepción sobre el aumento de la corrupción disminuyeron la popularidad del actual presidente, Enrique Peña Nieto. Para el país centroamericano también será importante la renegociación del Nafta, que generará incertidumbre política adicional.

Por otro lado, El Salvador y Costa Rica necesitan elecciones presidenciales que les ayuden a romper sus bloqueos políticos, que llevaron a una disminución en sus calificaciones durante los últimos seis meses.

Puede interesarle: Fitch le devuelve la perspectiva estable a Colombia

Fitch advirtió que ambos países necesitan reformas fiscales que seguramente tendrán implicaciones en sus calificaciones de riesgo y, en el caso de El Salvador, el nuevo presidente tendrá que heredar además una economía débil.

Para Chile y Colombia si bien también hay riesgos, el panorama parece mejor según la calificadora, que espera que los nuevos presidentes se enfrenten al reto de lograr las consolidación fiscal. En Colombia, en especial, el país tiene una perspectiva estable que tendrá que cuidar mientras se enfrenta además al bajo crecimiento y la implementación de los acuerdos de paz con las Farc.

Venezuela es un caso de especial atención en el mundo. Fitch señaló que las dinámicas políticas y económicas son “extremadamente retadoras” en un país que por ahora tiene sus elecciones programadas para diciembre del 2018. Sin embargo, el presidente Nicolás Maduro llamó a una Asamblea Nacional Constituyente que podría modificar el cronograma de elecciones, a la vez que la oposición lucha por un cambio en el Gobierno.

“Un nuevo Gobierno podría dirigir los cambios necesarios para eliminar las severas distorsiones económicas, pero la probabilidad de un default todavía es muy alta”, advirtió Fitch y agregó que espera que la transición del poder después de las elecciones en la región sea suave, excepto posiblemente en Venezuela. Sin embargo, para que dichos cambios tengan un efecto sobre las calificaciones que Fitch les asigna será necesario también que se presenten cambios marcados en las políticas de cada país.

Lea también: Bonos de hambre: la desesperada alternativa de Venezuela

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.