| 4/7/2015 3:40:00 PM

El mejor ingreso no se obtiene de su salario

Lo que los inversionistas en la Bolsa de Nueva York han ganado en los últimos seis años es ampliamente superior a lo que ha significado el aumento salarial para los empleados en Estados Unidos.

Durante los últimos seis años en Estados Unidos ha sido mejor negocio invertir en el mercado accionario que trabajar en una compañía. En este periodo se ha registrado un incremento anual del 20% en la renta variable, mientras que los salarios han crecido a un ritmo del 2% cada año, la diferencia es abismal.

Si bien resulta imperfecta la comparación entre salarios y rendimientos de las acciones, si hay cifras reveladoras. Tras seis años en los que Estados Unidos se vio enfrentado a recortes en los costos empresariales, el índice S&P 500 se duplicó.

Para la Reserva Federal resulta preocupante que el porcentaje de familias que tienen acciones disminuyó del 53,2% en 2007 a 48,8% en 2013. Según encuesta del Banco Central de septiembre de 2014, menos del 30% de los hogares con menor sueldo invierten en acciones, en contraste con el 92% de los que más devengan. Lo que no solo incrementa las brechas de ingresos sino que deteriora aún más la distribución de la riqueza.

A ello mismo apunta un análisis de Reuters. Los presidentes de las empresas norteamericanas más grandes obtuvieron en conjunto unos US$6.000 millones de ingresos adicionales durante los cinco años posteriores a la crisis económica, gracias a las bonificaciones pagadas en acciones y las valorizaciones de dichas acciones registradas en la bolsa.

Si bien el estancamiento del PIB afectó el incremento de los ingresos de las empresas, los presidentes de las empresas lograron a partir de la reducción en costos, los menores precios en materias primas y de la mano de obra, mantener niveles adecuados de rentabilidad.

“Las ganancias (de las acciones) han sido tan fuertes, en parte, porque el crecimiento de los salarios ha sido muy débil”, según Mark Zandi , economista jefe de Moody´s Analytics.

Alrededor de 300 directores ejecutivos de empresas que componen el S&P 500 lograron ganar alrededor de US$22.000 millones en compensaciones en forma de pagos, bonos y acciones, lo que dio un promedio de US$73 millones por ejecutivo según la firma Equilar show.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?