| 4/25/2014 12:00:00 AM

China y Brasil insisten en reforma del FMI

Los cancilleres de ambos países consideran que la reforma al interior de la banca multilateral debe darse y pronto pese a la negativa del Congreso de EE.UU.

Los cancilleres de China, Wang Yi, y de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo, reiteraron hoy que la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI) no puede esperar y debe ocurrir "lo más rápidamente" posible, pese al rechazo del Congreso de EE.UU.

"Manifestamos el deseo de Brasil y China de que el proceso de ratificación de la reforma del FMI ocurra lo más rápidamente posible", pues es "un punto fundamental para una reforma de la gobernanza global", declaró Figueiredo junto a Wang Yi, quien concluyo hoy en Brasil una gira por América Latina.

La declaración fue interpretada como un mensaje a Estados Unidos, cuyo Congreso ha rechazado un proyecto que se impulsa desde 2010 y apunta a reforzar los recursos del FMI y a aumentar la participación de las principales economías emergentes, como Brasil y China.

El ministro chino aseguró que "los compromisos deben ser respetados", pues eso pone en juego "la credibilidad del FMI", y subrayó que una reforma de esa institución puede ayudar a que "el sistema sea perfeccionado".

Figueiredo recordó que en 2015 se cumplirán 70 años de la fundación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y afirmó que en esas siete décadas "la realidad internacional, tanto política como económica, ha cambiado", y que eso debe ser reflejado en todos los organismos internacionales.

"Es fundamental que la reforma de la gobernanza sea económica y política", declaró el canciller brasileño, cuyo país también aboga por una profunda reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, a fin de que los países emergentes tengan una mayor representación en esa instancia. EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?