| 9/18/2013 12:00:00 PM

Todos a la espera de la FED

Las acciones de Wall Street estaban casi invariables el miércoles al iniciarse las operaciones en espera de una declaración de la Reserva Federal

La Reserva Federal de Estados Unidos iniciaría el miércoles su larga retirada de una política monetaria ultra flexible al anunciar una pequeña disminución en su programa de compra de bonos, a la vez que reiteraría que las tasas de interés permanecerán cerca de cero por un tiempo más. La mayoría de los economistas esperan que la Fed reduzca su programa de compras mensuales de bonos en apenas 10.000 millones de dólares, llevándolas a 75.000 millones de dólares y apuntando al inicio del fin de un episodio sin precedentes de expansión monetaria que se ha sentido en todo el mundo.

El pequeño paso brindaría una especie de hito en la respuesta del banco central a la crisis financiera global que alcanzó su punto más álgido cinco años atrás con la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers. "Es un hito importante (...) si se lo compara con lo que ocurría hace cinco años, cuando la Fed inició una enorme expansión de su hoja de balance", dijo Carl Tannenbaum, economista jefe de Northern Trust en Chicago. "Esto va a ser el primer paso, potencialmente, en un camino muy, muy largo", agregó.

La Fed anunciará su decisión en un comunicado después de una reunión de dos días, y su presidente, Ben Bernanke, sostendrá una conferencia de prensa media hora más tarde. También se entregarán nuevas proyecciones trimestrales de datos económicos y tasas de interés. Al recortar las tasas de interés a cerca de cero a fines del 2008, la Fed inició una campaña extraordinariamente osada para proteger a la economía de Estados Unidos. El esfuerzo incluyó tres rondas de compras de bonos que más que triplicaron su hoja de balance a cerca de 3,6 billones de dólares.

Las medidas, impensables para muchos dentro de la Fed antes de la crisis, generaron intensas críticas de aquellos que temían que pudiesen crear una burbuja de activos o fomentar la inflación. Pero a la exhibición de fuerza del banco central se le atribuye el haber salvado a las economías de Estados Unidos y del mundo de un destino mucho peor.

Ahora que la economía estadounidense atraviesa por una recuperación estable, aunque moderada, y el desempleo está disminuyendo, los funcionarios han dicho que se está acercando el momento de comenzar a reducir sus compras de bonos con un fin del programa previsto para mediados del 2014. El último informe mensual de empleo de Estados Unidos también fue tibio. La tasa de desempleo bajó a un 7,3 por ciento en agosto, pero eso se debió a que más personas abandonaron la fuerza laboral.

Si bien el rendimiento de los bonos del Gobierno de Estados Unidos y las tasas hipotecarias se han disparado de cara a una posible reducción del apoyo de la Fed, el banco central seguirá ampliando su hoja de balance por varios meses mientras intenta acostumbrar a la economía y a los mercados financieros a un vida sin su estímulo.

Se prevé que Bernanke refuerce el compromiso de la Fed a mantener las tasas de interés cerca de cero por un largo período en la que probablemente será su penúltima conferencia de prensa antes de dejar el cargo en enero, cuando acaba su mandato.

Esa tarea podría ser más fácil después de que el ex secretario del Tesoro Lawrence Summers retiró su candidatura para reemplazar a Bernanke, dejando a la vicepresidenta de la Fed, Janet Yellen, como la favorita para ocupar el cargo. "Si hay una herramienta efectiva, esa es la orientación a futuro", dijo el presidente ejecutivo de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, el miércoles a CNBC. "La orientación a futuro es más creíble si emana de una institución que va a tener continuidad", agregó.

La Fed ha dicho que no comenzará a elevar las tasas al menos hasta que el desempleo caiga a un 6,5 por ciento, siempre y cuando la inflación no amenace con superar el 2,5 por ciento.

Algunos analistas se preguntan si la Fed intentará fortalecer el mensaje de que las tasas permanecerán bajas por más tiempo reduciendo el umbral del desempleo a un 6,0 por ciento. Pero podría resultar difícil para Bernanke conseguir el suficiente apoyo para esa medida entre otros miembros del comité de política monetaria del banco central.


Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?