Revista Dinero

Para el conjunto de la Unión Europea (UE) este año se prevé una contracción del 0,1 % y una expansión del 1,4 % del PIB para 2014.

| 5/3/2013 11:04:00 AM

Recesión de la zona euro en 2013 se agrava

Sin duda es peor de la esperada, según los datos difundidos por la Comisión Europea, que pronostica una contracción del PIB del 0,4% para este año y traslada a 2014 una mejora del 1,2%.

Los altos niveles de desempleo y los déficit excesivos en algunos de los Estados miembros clave para la eurozona centran buena parte de las preocupaciones del vicepresidente de la CE y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, quien de nuevo recomendó "intensificar las reformas estructurales para desbloquear el crecimiento en Europa".

Hace poco más de dos meses, Bruselas pronosticó que la economía de los Diecisiete de la eurozona, en su tercer año de recesión, se contraería el 0,3 % en 2013, y que el producto Interior Bruto (PIB) de 2014 sería del 1,4 %.

Para el conjunto de la Unión Europea (UE) este año se prevé una contracción del 0,1 % y una expansión del 1,4 % del PIB para 2014.

Dieciséis de los veintisiete socios de la UE tendrán este año crecimiento positivo, mientras que únicamente siete de los 17 que comparten el euro verán progresar su actividad económica. "El desempleo es insoportablemente alto", dijo Rehn, que subrayó que todas las instituciones comunitarias tienen que contribuir para reducirlo, y recomendó a los países en los que ese indicador es alto, que "afronten sus propios desafíos".

Según esas nuevas proyecciones, en los países del euro el paro subirá al 12,2 % este año y bajará al 12,1 % el siguiente, mientras que para los Veintisiete se quedará en el 11,1 % los dos años.

Bruselas recordó también que el elevadísimo paro de alguno de los países "puede afectar a la cohesión social y ser duradero si no se adoptan más reformas".

Rehn dijo que existe una enorme disparidad entre los países de la eurozona respecto al desempleo y señaló los casos de Austria y Alemania, en donde actualmente está parada el 4,7 % y el 5,4 %, respectivamente, de su población, mientras que en otros países como Grecia o España ronda el 27%. "Hay que hacer todo lo posible para superar la crisis del desempleo en Europa", pidió Rehn, que también recalcó que pese a las mejoras experimentadas en la mayoría de las economías respecto a la profunda recesión de 2012, aún tardarán en verse los efectos sobre el mercado laboral.

Los economistas de la CE apuntan que los datos "sugieren en el corto plazo un posterior deterioro de la situación del mercado laboral", lo que repercutirá a la baja en el consumo privado. "La reacción del empleo al descenso del PIB se ha observado más cercana ahora que entre 2008-10", señala el documento, que también afirma que "las crecientes cifras de parados de largo plazo y el aumento de las discordancias en el mercado laboral auguran malas perspectivas para el empleo a medio plazo". "Por desgracia todavía no vemos que la situación se reinvierta", señaló Rehn, que recordó que el impacto habitual de las mejoras sobre el empleo "se suele sentir un año más tarde".

La CE prevé que la inflación de la zona euro termine este año en el 1,6 % y baje al 1,5 % el próximo, mientras que para la UE serán del 1,8 y del 1,7 %, respectivamente.

En cuanto a la situación de los mercados financieros, Rehn dijo que aunque ha mejorado y las tasas de interés han bajado en toda la UE, "ello todavía no se siente en la economía real".

Rehn reconoció que en ese sentido solo hay "señales tímidas" y que "las empresas de las economías vulnerables siguen enfrentándose a condiciones restrictivas de crédito".

De los procesos de consolidación fiscal, el vicepresidente de la CE señaló que "continúan, pero a un ritmo menor", y apuntó a que los déficit fiscales caerán al 3,4 % para los Veintisiete este año y al 2,9 % entre los países de la eurozona.

Ante la profundidad de la recesión, Rehn consideró "razonable" ampliar en dos años los respectivos plazos de reducción de déficit fiscal para Francia y España, dos de los socios más importantes de la eurozona, que ahora disponen hasta 2015 y 2016 para lograr el objetivo del techo máximo del 3 % del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, y no descarta dar más plazo también a Holanda.

Los pronósticos macroeconómicos de la CE fueron criticados desde el Parlamento Europeo (PE), donde el líder de los socialistas y demócratas (S&D), el austríaco Hannes Swoboda, los consideró como prueba de que "la austeridad está matando la economía de Europa". "¿Cuantas más evidencias se necesitan?" cuestionó Swoboda, que criticó que la CE "una vez más nos dice que la recuperación llegará solo si se mantiene la estricta austeridad. En realidad la austeridad ha fracasado y esos pronósticos son la prueba".

Swoboda pidió a la CE una completa revaluación de las políticas económicas europeas para conseguir que se creen trabajos y reiteró que para ello "hay que invertir en crecimiento sostenible en vez de obsesionarse solo con reducciones del déficit".

Dio la bienvenida a la ampliación de los plazos a España y Francia, pero la consideró tardía y dijo que "solo trata los síntomas de la enfermedad y no el problema que la causó, que sigue siendo la falta de crecimiento".


EFE/D.com

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×