| 8/31/2012 7:00:00 AM

¿Quiebra global en el 2012?

El equipo de economistas de Deloitte Research evaluaron las tendencias y eventos que hoy están moldeando decididamente el mercado mundial. Este es su veredicto.

La Eurozona: Nuevamente, negros nubarrones en el horizonte

Las noticias económicas provenientes de la Eurozona hacen prever que la crisis europea será posiblemente la más severa y profunda de su historia. Una siniestra combinación de factores económicos y políticos está atentando contra la viabilidad misma de la Eurozona, tal como hoy existe. Además, por su naturaleza misma, la Unión Europea solo podrá adelantar reformas de manera lenta y escalonada.

Estados Unidos: Cinco motivos de preocupación

El crecimiento económico de Estados Unidos está hoy amenazado por una amplia gama de problemas estructurales y tres de los mecanismos fundamentales de su motor económico están transmitiendo los problemas de Europa a la letárgica economía estadounidense.

China: Buscando el equilibrio entre los objetivos a corto y largo plazo

El gobierno chino está tratando de establecer un equilibrio entre la desaceleración económica del gigante asiático y las dificultades monetarias que hoy alteran los estados financieros de sus principales entidades bancarias. Las autoridades chinas han trazado una estricta ruta de conducta que pretende minimizar el bajón económico y evitar la profundización de una aparente crisis financiera.

Reino Unido: De regreso a la recesión

La economía británica está hoy un 4.3 por ciento más débil de lo que era en el año 2007. Si se consideran las nefastas noticias provenientes del continente y la férrea disciplina fiscal que se impone en el interior del gobierno británico, hay pocas probabilidades de que las cosas cambien en el futuro cercano, a pesar de la implementación de políticas monetarias considerablemente más agresivas.

Japón: Una vertiginosa montaña rusa

La economía japonesa continúa viéndose sometida a dramáticos vaivenes que la llevan a experimentar una interminable serie de abruptas caídas y vigorosas recuperaciones. La demanda externa de Europa y China, los gastos en labores de reconstrucción, las cambiantes políticas monetarias adoptadas y la posibilidad de un sustancial aumento en las obligaciones tributarias de sus contribuyentes son factores que podrían incidir vigorosamente en la estabilización del funcionamiento del hoy imprevisible motor de crecimiento de la potencia nipona.

India: Pérdida de rumbo

El frenazo de la economía india ha sido más abrupto de lo que la mayoría de analistas vaticinaba. Unos descomunales niveles de inflación y la prolongada depreciación de la rupia están imposibilitando la rápida recuperación de la economía de esta potencia asiática. Para completar, diversos factores económicos externos y la incapacidad del gobierno para implementar reformas positivas para el mercado están mermando el ímpetu de negocios de las otrora florecientes empresas de la India.

Rusia: Factores externos ponen freno al crecimiento

La economía rusa está disfrutando actualmente de una sólida demanda de bienes de consumo, niveles históricamente bajos de inflación y un sobresaliente nivel de gasto gubernamental en infraestructura. Por desgracia, estos factores se verán seguramente afectados por la recesión galopante en Europa, la desaceleración china y el declive de los precios del petróleo. Adicionalmente, la incertidumbre tanto a nivel doméstico como exterior está poniendo trabas a la inversión, afectando así las perspectivas de crecimiento a largo plazo.

Brasil: Variaciones en los flujos de capital y mermas en el crecimiento

Brasil está padeciendo una aguda desaceleración en su ritmo de crecimiento, luego de que la demanda externa comenzara a decaer significativamente en lo corrido del año. La situación global también ha incidido en la dirección que seguía la divisa brasileña, revertiendo las tendencias disfrutadas hasta hace poco. Aunque el gigante suramericano continúa reportando sólidos niveles de consumo interno, sus elevados niveles de deuda y riesgos de moratoria en pagos podrían constituirse en lastre para sus esfuerzos por sostener el actual auge de consumo. No obstante lo anterior, la implementación de políticas monetarias favorables podrían catapultar el resurgimiento de la economía brasileña en el año 2013.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?