| 8/31/2016 12:01:00 AM

Ciborgs, humanos que se adelantaron al futuro y la evolución con robótica

Las modificaciones corporales han escalado a otro nivel de la mano de las nuevas herramientas tecnológicas, las cuales le han dado facultades excepcionales a un creciente segmento de la población conocida como los ciborgs.

Los seres humanos han desafiado a la ciencia ficción en el siglo XXI, al incorporar artefactos tecnológicos a su cuerpo para así aumentar sus capacidades y llevar al límite sus sentidos.

Tal es el caso del teórico y experto en tecnología, Michael Chorost, quien se quedó completamente sordo en el 2001 y ahora tiene un sistema implantado en su cerebro que le permite percibir los sonidos del mundo.

El autor del libro titulado: ‘Reconstrucción: ¿Cómo formar parte del ordenador me hizo más humano?’, tiene una particular concepción de la infraestructura del cuerpo humano y su conexión con la tecnología.

Lea también: ¿Aceptaría que su mejor consejero fuera una máquina?

De hecho define a su propio cuerpo como “el futuro”, pues considera que la solución digital implantada en su cerebro le permitió mejorar su potencial creativo como ser humano, según lo explica en su portal web.

Sin embargo su historia está lejos de ser un caso aislado pues cada vez es más común esta práctica no solo en la población que ha sufrido una discapacidad física sino también en aquellos que simplemente quieren dar un salto hacia el futuro.

Lea también: 10 tecnologías que cambiarán el mundo en los próximos años

Un reciente informe de la estadounidense Bussines Insider relata algunos de los casos más destacados en el mundo de los ciborgs: Entre ellos, destaca la historia del artista británico Neil Harbisson, diagnosticado como daltónico.

Inconforme con su situación, Harbisson decidió implantarse quirúrgicamente una antena en la base del cráneo que es capaz de percibir los colores y traducirlos por medio de las frecuencias a sonido.

Con lo cual Neil Harbisson afirma que puede acercarse a la experiencia del color e incluso superar las barreras físicas, dado que dicho mecanismo puede conectarse por medio de internet a otros artefactos para incluso percibir el color del espacio desde las estaciones de la NASA.

Tal vez podría resultar más sorprendente la historia de vida de la activista y ciborg catalana, Moon Ribas, quien es reconocida a nivel global por haberse implantado un sensor sísmico en el brazo que es capaz de percibir en tiempo real los terremotos de cualquier parte del planeta gracias a internet.

Cada movimiento de la tierra se manifiesta en una vibración en su brazo, una sensación que según ella lleva al límite sus sentidos y le permite conectarse de una manera más estrecha con su entorno.

El hecho de que Jens Neumann haya perdido la capacidad de la visión de sus ojos no quiere decir que ya no pueda apreciar las figuras del mundo, dado que fue uno de los primeros pacientes a quienes se les implantó el ojo robótico desarrollado por el biomédico William Dobelle

El innovador dispositivo conecta al cerebro de Neumann con una cámara externa que le permite visualizar distintas formas y líneas del mundo que le rodea. Y aunque es un primer paso, los investigadores consideran que en un futuro muy cercano podría ampliarse la capacidad óptica de este sistema.  

También vale la pena destacar el caso de Nigel Ackland, portador de un brazo robótico de última generación que fue desarrollado por la firma RSL Steeper con el propósito de ofrecer una solución práctica y natural a las lesiones físicas.

Y es que esta innovadora herramienta es capaz de realizar por lo menos 14 movimientos complejos con el brazo, con lo cual las personas han podido retomar sus actividades cotidianas luego de un accidente.  

Los Juegos Olímpicos para ciborgs

Tras los Juegos Olímpicos de Río (Brasil), un novedoso certamen deportivo está a punto de comenzar en la ciudad suiza de Zúrich.  Se trata de las olimpiadas biónicas, un evento que reunirá a más de 70 atletas ciborgs de 25 países desde el próximo 8 de octubre.

En dicho evento, según explican los organizadores, se pone en “primer plano” el uso óptimo de la tecnología robótica (o sistemas de asistencia técnica) para impulsar las capacidades físicas de los seres humanos.

Dichas soluciones digitales han sido desarrolladas por los centros de investigación y universidades más prestigiosas del mundo. Entre ellas destaca la participación de la Escuela Imperial de Londres, La Universidad Tecnológica de Delft (Países Bajos) y la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (Suiza).

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?