| 3/10/2015 6:25:00 PM

Es la hora de la seguridad biométrica

En momentos en que los piratas informáticos parecen estar en su salsa en internet y millones de usuarios ven sus datos comprometidos, aumentan los esfuerzos por alcanzar mayor protección en línea a través de la seguridad biométrica.

La biometría, que puede incluir entre otros las huellas digitales, el escaneo del iris o el reconocimiento facial o de voz, tuvo un gran impulso cuando Apple introdujo sus primeros iPhones con Touch ID, una tecnología que permite desbloquear el teléfono solo con la propia huella digital. Samsung le siguió el paso con su propio escáner de huellas digitales y Qualcomm develó recientemente su tecnología de huellas 3D incorporada a los chips de muchos de sus aparatos móviles.

Entre las grandes empresas tecnológicas como Google, Microsoft y Yahoo, así como con los funcionarios de ciberseguridad del gobierno, hay consenso en que es necesario reemplazar la mera contraseña tal como existe en la actualidad. "Me encantaría matar a la contraseña como principal método de seguridad, porque es terrible", dijo el coordinador de ciberseguridad de la Casa Blanca, Michael Daniel, en un foro sobre el tema el año pasado.

Decenas de millones de contraseñas han sido robadas en filtraciones de importantes cadenas de tiendas y bancos, como Target, Home Depot y JPMorgan Chase. Obtener la contraseña es clave para robar una identidad, que a su vez es la mayor fuente de demandas por fraude en Estados Unidos. Una encuesta realizada por RSA y TeleSign a las grandes corporaciones que usan el comercio móvil halló que se pierde el 3% de los ingresos por fraude.

Huellas y reconocimiento facial
La biometría probablemente tendrá un importante papel en el nuevo esfuerzo de verificación de identidad, considera Ramesh Kesanupalli, vicepresidente de Fast IDentity Online Alliance (FIDO), una firma de verificación de identidad informática que actualmente tiene más de 170 miembros, entre ellos fabricantes de hardware, software y firmas financieras.

Kesanupalli dijo que ni siquiera las soluciones que añaden otro modo de verificación además de la contraseña son tan seguras como las biométricas. "Si no eliminamos la dependencia que tenemos de las contraseñas, no resolveremos el problema. Solamente estaremos tratando el síntoma", dijo a la AFP. El experto aseguró que la identificación por huellas digitales dio grandes pasos gracias al iPhone, al tiempo que otras tecnologías como el reconocimiento facial está mejorando.

Apple, en una "jugada maestra", incorporó el reconocimiento de la huella digital en el botón de inicio que ya se utiliza para activar el teléfono. Esto significa que los consumidores no necesitan ni ser convencidos ni recibir ninguna especie de entrenamiento para usarlo. Además, las firmas de comercio en línea pueden descansarse en la autenticación del teléfono para permitir una transacción más segura sin contraseñas, dijo Kesanupalli. Igualmente importante, la huella digital está almacenada en el propio aparato, así que no hay ninguna base de datos para hackear.

¿Robar la huella?
Otro desarrollo importante fue el anuncio de Microsoft en febrero de que se estaba uniendo a FIDO para implementar nuevos métodos de autenticación en su Windows 10 que incluirán biometría. "Eliminar las contraseñas es una tarea enorme y FIDO lo logrará cuando otros hayan fracasado", dijo el gerente del programa de Microsoft Dustin Ingalls.

International Data Corp afirma que 15% de los aparatos móviles serán accesibles por métodos biométricos en 2015 y este número crecerá a 50% para 2020. Yahoo está desarrollando un nuevo sistema de seguridad que eliminará las contraseñas, según su jefe de seguridad informática Alex Stamos. "Creemos fervientemente en Yahoo que necesitamos deshacernos de las contraseñas y que los usuarios necesitan otras maneras de comunicarse", dijo Stamos a la AFP.

En tanto, AcuityMarket Intelligence proyecta que, para 2020, el mercado mundial de la biometría móvil alcanzará los 33.300 millones de dólares. Pero no todos en el universo tecnológico ven la biometría como la solución al problema de seguridad. "Si tu tarjeta de crédito se ve comprometida, puedes conseguir una nueva tarjeta de crédito. ¿Pero que haces cuando tu iris o tus huellas digitales están comprometidas?", se pregunta Sascha Meinrath, jefe del laboratorio de New America Foundation.

Meinrath destacó que ya es posible falsificar una huella digital y que otros rasgos biométricos podrían tener el mismo destino. "Esto nos muestra un nuevo mundo de problemas en materia de seguridad", dijo. Pero las nuevas tecnologías ayudan a que la biometría se más segura. Por ejemplo, Stephanie Schuckers, profesora de la Clarkson University, dijo que hay una investigación que busca "detectar la ausencia de vida", para advertir contra falsas huellas u otros rasgos.


Afp/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?