| 7/8/2009 12:00:00 AM

Qué pasará en L'Aquila

En la población italiana de L'Aquila se reunen los jefes de estado de los 8 países más ricos del mundo. En el G-8 se discutirá sobre recuperación económica e incluso sobre una nueva moneda supranacional.

L'AQUILA, Italia - La recuperación económica global aún no está garantizada y los Gobiernos sólo se preocuparán por el costo del fuerte gasto del estímulo una vez que las medidas hayan tenido éxito, dirán los líderes mundiales en una cumbre en Italia.

"Si bien hay señales de estabilización, incluyendo la recuperación de los mercados de acciones (...) la situación sigue siendo incierta y sigue habiendo riesgos significativos para la estabilidad económica y financiera", dice el borrador de un documento preparado para que los líderes del G-8 lo difundan. Reuters tuvo acceso a una copia del texto.

Los jefes de Estado, que viajaron el miércoles a una cumbre en L'Aquila, una ciudad entre las montañas que recientemente sufrió un sismo, dirán que están comprometidos a retirar el gasto de estímulo pero sólo cuando la economía realmente luzca segura.

"Acordamos la necesidad de preparar estrategias apropiadas para retirar las medidas extraordinarias una vez que la recuperación esté asegurada", dice el borrador. "Las estrategias de salida variarán, dependiendo de las condiciones económicas y de las finanzas públicas".

Los economistas dijeron que las renovadas preocupaciones del mercado sobre las perspectivas de la recuperación en semanas recientes implicaban que tenía sentido mantener en el tope de la agenda los esfuerzos para garantizar que la economía repunte.

"En las últimas dos o tres semanas hubo una especie de choque con la realidad y tiene mucho sentido que los líderes expresen esa idea", dijo Gavin Friend, estratega financiero de National Australia Bank en Londres.

Cuando se dirigían a los encuentros en Italia, los responsables dijeron que la alemana Angela Merkel nuevamente presionará a los otros líderes para que enfaticen su compromiso con la rápida restauración de la salud de las finanzas públicas una vez que pase la tormenta.

Pero Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón y Francia deseaban mantener la atención centrada en los esfuerzos de recuperación por ahora, dijo un funcionario. Las palabras elegidas para la declaración reflejaban la línea de Washington en una reunión que sostuvieron el mes pasado los ministros de Finanzas.

Se prevé que las potencias del G-8 -Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia, Canadá y Rusia- emitan el comunicado el miércoles por la tarde, después de varias horas de conversaciones.

El borrador del comunicado del G-8, junto con el que fue preparado para ser divulgado el jueves tras las discusiones entre el G-8 y el G-5 (formado por países de economías emergentes), no mencionaba directamente a las monedas, otro tema que interesaba a los mercados. Rusia y China propondrán la creación de una moneda supranacional que reemplace al dólar de Estados Unidos como principal divisa. 

(Reuters y Dinero)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?