| 3/27/2015 6:45:00 AM

Yemen y el conflicto que impulsa el petróleo

Pese a no ser un gran productor de crudo, la relevancia geográfica de Yemen se ha convertido en un factor determinante en el precio del petróleo en los mercados internacionales.

Si bien Yemen no es uno de los grandes productores mundiales de crudo, su ubicación geográfica lo hace indispensable. Es por eso que el conflicto yemení, que se libra en la ciudad de Adén, entre rebeldes huthis, de origen chiita, y fuerzas oficiales acompañadas de respaldo internacional, en especial de Arabia Saudita, mayoritariamente sunita, se ha vuelto crucial para la determinación de los precios internacionales de crudo.

Durante los últimos meses los temas relacionados con el petróleo han ido guiados a la explicación de su desplome y del exceso de oferta de crudo a nivel mundial. No obstante el inicio de los bombardeos por parte de Arabia Saudita impulsó en la jornada del jueves el precio del barril, tanto Brent como WTI.

Al cierre de la jornada el WTI obtuvo un incremento del 3,57%, pasó de US$47.51 a US$49,21, mientras que la referencia Brent terminó en US$58,98 con un avance del 4,61%. (Lea también: Petroleras en BVC no reaccionan)

Surge entonces la inquietud de por qué si Yemen no es un gran productor de crudo, su conflicto interno influye de tal forma en la cotización del crudo en los mercados internacionales. Yemen es el trigésimo noveno productor más grande del mundo, sin embargo el estrecho de Adén es un punto estratégico para la distribución mundial del oro negro.

Este estrecho, de apenas 40 kilómetros, es un punto de paso obligatorio para los barcos que transportan crudo desde Arabia Saudita, Irak y Emiratos Árabes Unidos, deben cruzarlo para poder atravesar el Mar Rojo o el canal de Suez hacia Europa.

Según las estimaciones de la Agencia Internacional de Energía de Estados Unidos (AIE), en 2013, último año del que existen datos, cada día pasaron por esas aguas 3,8 millones de barriles de crudo. Por lo cual el conflicto en la zona afecta directamente la cotización del crudo en mercados internacionales.

El conflicto se torna más complejo ahora que Arabia Saudita, avalada por el gobierno yemení, bombardea a los rebeldes, los cuales a su vez tendrían el respaldo de Irán, que buscaría a través del conflicto tener mayor control sobre los precios del petróleo.

Entre los países que han empezado a bombardear las posiciones de los rebeldes hutíes a petición del presidente yemení hay cuatro miembros de la Opep (Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Qatar) que concentran buena parte de su producción de crudo.

Arabia puso a disposición de la lucha en Yemen 100 aeronaves de combate y 150 mil soldados, a esto se suman los aportes de Emiratos Árabes Unidos (30 aviones), Kuwait (10), Bahréin (15), Qatar (15), Jordania (6), Marruecos, Egipto y Pakistán. Estos dos últimos países han desplegado además sus fuerzas navales y han expresado su disposición a contribuir a una operación terrestre.

¿Cuál es el papel de Rusia?

En la guerra civil que se libra en Siria, Arabia Saudita le ha brindado su apoyo a los rebeldes, de origen sunita. Por otro lado los gobiernos de Irán e Irak (chiitas) han manifestado su respaldo al presidente sirio Bashar al-Assad. Rusia por su parte se ha inclinado por respaldar al gobierno iraní tanto en la confrontación en Siria como la que se vive en Yemen.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?