| 7/22/2010 4:00:00 PM

Próximo Gobierno buscará mejorar relación con Venezuela

El nuevo Gobierno de Colombia, que presidirá Juan Manuel Santos, buscará "todos" los mecanismos para mejorar la relación con los países de la región, "incluyendo Venezuela", afirmó, en Quito, el vicepresidente electo, Angelino Garzón.

Garzón ofreció esas declaraciones poco después de que el presidente venezolano, Hugo Chávez, anunciara que rompía relaciones diplomáticas con Bogotá.

El nuevo Gobierno de Colombia hará "todo lo posible" para buscar "todos los mecanismos diplomáticos para mejorar y fortalecer las relaciones con todos los países de la región, incluyendo Venezuela", declaró Garzón tras una reunión en Quito con el vicepresidente de Ecuador, Lenin Moreno.

"Al final, el mensaje que tenemos que dar como gobiernos y como pueblos es el mensaje de la unidad, de la amistad, de la cooperación y de la paz", agregó.

Venezuela rompió hoy relaciones diplomáticas con Colombia "ante la gravedad" de lo ocurrido en una sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la que se analizaban unas denuncias colombianas sobre presencia de guerrilleros en territorio venezolano, que Caracas rechaza.

Chávez, que acusó hoy al presidente colombiano, Álvaro Uribe, de sentir "odio hacia Venezuela", dijo confiar en que su sucesor, Santos, tenga un talante constructivo y de respeto que permita reuniones conciliatorias una vez que haya asumido el cargo, el próximo 7 de agosto.

El mandatario venezolano indicó, incluso, que esas reuniones podrían ser inicialmente entre funcionarios o cancilleres, de manera que en un plazo relativamente corto pudiesen restablecerse las relaciones.

Las relaciones colombo-venezolanas atraviesan por la más aguda crisis de su historia desde que la semana pasada el Gobierno colombiano adelantó las denuncias presentadas hoy en la OEA.

 

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?