| 2/14/2014 4:35:00 PM

Siguen protestas contra Maduro

Miles de venezolanos seguían en las calles en otro día de protestas contra el presidente Nicolás Maduro, mientras casi un centenar de jóvenes opositores continuaban detenidos.

Las manifestaciones en la polarizada nación fueron perdiendo intensidad desde el miércoles, pero aún pequeños grupos revoltosos de estudiantes se concentraban en avenidas y plazas de Caracas y de las principales ciudades del país. "Vamos a seguir en las calles por los mismos motivos de ayer y hace meses: la inflación, la delincuencia y -ahora- el Estado represor que no quiere soltar a nuestros compañeros", dijo Marcos Matta, un estudiante de 22 años en Caracas.

Otro líder estudiantil aseguró que se mantendrán en la calle "pacíficamente" hasta que liberen a sus compañeros. Pero Maduro advirtió que no toleraría más disturbios y convocó a una gran "marcha por la paz" para el sábado.

Las protestas, que dejaron 66 heridos graves, son parte de la pulseada entre el presidente y la oposición, que reclama por el deterioro de la calidad de vida en el mayor exportador de petróleo de Sudamérica. Pero las manifestaciones también expusieron una fractura dentro de la oposición, donde el mayoritario sector moderado liderado por el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles sostiene que la violencia sólo favorece al Gobierno.

Maduro acusa a los manifestantes de sembrar el caos para justificar un golpe de Estado, como ocurrió en el 2002 durante el fugaz derrocamiento de su mentor Hugo Chávez. "Esto no es Ucrania", dijo la noche del jueves en relación a las violentas protestas antigubernamentales que forzaron a la renuncia del primer ministro de ese país.

Unas 91 personas -en su mayoría estudiantes- seguían tras las rejas el viernes, según una abogada del Foro Penal, una ONG venezolana pro derechos humanos. Y las autoridades mandaron a arrestar a uno de los líderes de las protestas, el economista Leopoldo López, al que acusan de homicidio y terrorismo. Aliados de Venezuela en la región han condenado lo que llaman una "aventura golpista" de opositores a Maduro.

López, un político de 42 años educado en Harvard, dijo esta semana a Reuters que no busca derrocar a Maduro, sino convocar a un plebiscito revocatorio contemplado en la Constitución. Mientras tanto, el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, pidió que Venezuela enjuicie a los responsables de las muertes. Los disturbios dejaron fallecidos de los dos bandos. "Estamos preocupados por informaciones sobre ataques contra manifestantes por parte de grupos armados que actúan con impunidad", dijo Colville desde Ginebra. "Nos preocupa que la situación pueda desencadenar más estallidos de violencia".

A diferencia de lo ocurrido en el 2002, las manifestaciones no presionarían a Maduro para dejar el poder, según analistas. "En este momento, parece poco probable que la situación actual se pueda tornar en una importante crisis que amenace a Maduro", dijo la firma Eurasia en una nota a clientes.

Buscando a Leopoldo
Más de 24 horas después de emitir la orden de arresto, el opositor López no había sido detenido. "Nosotros todavía no hemos tenido acceso a la orden de captura", dijo a Reuters su portavoz Isadora Zubillaga. "Leopoldo está en su casa, con su familia, sus abogados".

Un comando de la inteligencia militar empuñando fusiles de asalto irrumpió el jueves por la tarde en las oficinas de su partido, Voluntad Popular. Opositores que estaban en el lugar dijeron que los militares no tenían orden de allanamiento. No quedó inmediatamente claro por qué las fuerzas de seguridad no buscaron a López en su casa. Pero su arresto podría echar más gasolina a las protestas.

Usuarios en las redes sociales reportaron que el proveedor estatal de Internet bloqueaba las imágenes en Twitter, mientras el canal colombiano de noticias NTN24 -el único que reportó las protestas- permanecía fuera del aire por órdenes de Maduro. A pesar de que los precios del petróleo -la mayor fuente de ingresos de Venezuela- se mantenían estables, los bonos venezolanos ha caído sostenidamente desde mediados de diciembre a causa de la tensión política y de la preocupación de los inversores por la falta de reformas económicas.

Los títulos venezolanos han bajado un 1,5 por ciento desde el miércoles, cuando la violencia estalló, para cotizar en cerca de su nivel más bajo desde mediados del 2012, según el índice de deuda de JPMorgan.

El clima en Venezuela continuaba tenso. Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea Nacional y número dos del Gobierno, sugirió que López pretende fugarse a Colombia. "El prófugo Leopoldo López tiene pasajes para mañana (sábado) a las 6 AM, vuelo 069 en Avianca para Bogotá", escribió en su cuenta de Twitter @dcabellor. "Estás pelado no te vas a fugar cobarde".


Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?