| 3/26/2015 4:00:00 PM

Costa Rica produce toda su electricidad de manera limpia

En lo que va corrido del 2015 el país centroamericano no ha hecho uso de los hidrocarburos para alimentar la red del país.

Costa Rica no contamina. Al menos, no lo ha hecho su sistema eléctrico a lo largo de este inicio de 2015.
Esto ha sido posible por la lluvia y también por la fuerte apuesta por las energías renovables hecha en el país centroamericano.

Según el Instituto Costarricense de Electricidad, a lo largo de los primeros 75 días del año "ha sido innecesario el uso de hidrocarburos para alimentar la red del país".

Con los embalses de Arenal, Cachí, La Angostura y Pirrís repletos, a Costa Rica han sido suficientes, además de lo que generan en geotérmica, eólica, solar y biomasa.

Con todo, las plantas térmicas quedaron como una alternativa de contingencia a la que no tuvieron que acudir "con el consecuente beneficio ambiental y económico porque no hay necesidad de usar combustibles", señala el ICE.

Energía limpia
Costa Rica se propone que su matriz energética sea completamente limpia para 2021. De momento, sólo alrededor de la mitad de las fuentes de energía primaria son renovables. Este año han venido consiguiendo que lo sea toda su electricidad.

Los expertos consultados por BBC Mundo destacan el esfuerzo hecho por las autoridades en inversión en obtener el máximo rendimiento de sus recursos naturales para evitar tener que importar hidrocarburos.

Una de las claves ha sido integrarse en el Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética de Centroamérica (4E), implementado por la oficina para la cooperación internacional del gobierno de Alemania, junta a la Secretaría General del Sistema de Integración Centroamericana (SG-SICA), que trabaja para fomentar una matriz limpia en la región.

El director regional Programa 4E, Manfred Haebig, explica que "Costa Rica siempre ha tenido la matriz eléctrica más 'verde' de Centroamérica".

De la matriz eléctrica, el 80% proviene de hidroeléctricas y tan sólo el 20% de las renovables es eólica y geotérmica.

El problema con eso es que depende demasiado del clima. Si no llueve lo suficiente, la escasez de agua crea un problema.

"Hoy por hoy, los embalses están llenos y se puede hablar de un 100% de energía renovable. Pero eso es dinámico y puede cambiar, a través del tiempo", señala Haebig.

Lo novedoso del caso costarricense, según Tabaré Arroyo, autor del estudio "Líderes en Energía Limpia" producido para la organización ambientalista World Wild Fund (WWF), es que "el componente del cambio climático está incluido", dijo.

Arroyo destaca que el país centroamericano no solo invierte en energía hidroeléctrica, sino también en eólica y geotérmica, para complementarla en caso de que disminuya la cantidad de agua acumulada.

El éxito de Costa Rica "no nos cae por sorpresa y nos alegra mucho. Lograr el 100% de electricidad renovable es algo que no había pasado en América Latina", señaló.

"Líder regional"
En su informe para WWF, Arroyo califica a Costa Rica como "un líder regional en la implementación de políticas a favor de las energías renovables".

Y explica que son dos los mecanismos establecidos por los centroamericanos para facilitar la penetración de las renovables.

El primero, un "sistema específico de subastas por tecnología" que permitió incrementar la contratación de capacidad adicional.

El segundo es un programa para "fomentar la generación local a manos de consumidores, quienes pueden vender exceso de energía a la red".

"Gracias a su gran potencial y su favorable marco jurídico, Costa Rica ha creado un atractivo ambiente para las inversiones en energía renovable", señala el documento de WWF.

Entre 2006 y 2013, atrajo más de US$1.700 millones para financiación de proyectos de energías renovables.

"En 2013, la cifra récord de US$600 millones fueron destinados a las energías renovables. Alrededor del 40% fueron asignados directamente a las energías renovables no hidroeléctricas".

En el Informe del Índice de Desempeño en Arquitectura Energética Global del Foro Económico Mundial (FEM) sitúa a Costa Rica en el noveno lugar mundial.

"Junto a Colombia, son los dos únicos de ingresos medio-alto entre los diez primeros del índice", señala el FEM.

"Costa Rica se ha establecido como líder mundial en energías renovables, con considerable inversión en desarrollar y expandir su capacidad en energía renovable, especialmente eólica".

Para la organización ecologista WWF, Costa Rica es el "país mejor posicionado de América Latina en el Índice de Sostenibilidad Energética".

América Latina genera alrededor del 7% del total de la electricidad mundial y casi el 65% proviene de fuentes renovables.

Los beneficios

Según la Organización Mundial de la Salud, en 2012, unas siete millones de muertes se pueden relacionar con la contaminación en el aire.

"Así que cambiarse a la energía limpia, renovable, puede ayudar al mundo a reducir la dañina contaminación", le dice a BBC Mundo Jake Richardson, experto en energías renovables de Clean Technica.

"Además, el turismo contribuye bastante a la economía de Costa Rica por su abundante belleza natural, así que tiene mucho sentido acudir a fuentes de energía limpia y no a las contaminantes", agrega.

Por ejemplo, en el caso de Estados Unidos, la factura de importación de petróleo en 2013 fue de unos US$300.000 millones, lo que representa dos tercios del déficit de comercio exterior del país.

Para evitar que ese sea su caso, en Costa Rica han apostado fuertemente a sacarle partido a su hidrografía, viento y demás recursos.

Lo que se traduce en un ahorro para el país y para el bolsillo de los usuarios. De hecho, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) calcula una reducción de hasta el 15% en la tarifa de los usuarios.

BBC Mundo
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?