| 8/7/2014 12:00:00 PM

Siete los presidentes latinoamericanos con más de un mandato

Con Santos serán siete los presidentes de América Latina con más de un mandato presidencial en su haber. Los otros son Cristina Fernández (Argentina), Evo Morales (Bolivia), Raúl Castro (Cuba), Michelle Bachelet (Chile), Rafael Correa (Ecuador) y Daniel Ortega (Nicaragua).

El mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, que inicia hoy un segundo mandato, no es, sin embargo, partidario de la reelección y durante la campaña electoral prometió una reforma constitucional para eliminarla, en contra de la tendencia que impera en la región.

Además, hay dos presidentes en ejercicio que están en campaña para extender su permanencia en el poder, Morales y Dilma Rousseff (Brasil), y un expresidente, Tabaré Vázquez (Uruguay), que también busca otra oportunidad.

En mayo pasado, un mes antes de la segunda vuelta electoral en la que derrotó al uribista Óscar Iván Zuluaga, Santos anunció a medios locales que si ganaba, promovería una reforma constitucional para eliminar la reelección y a la vez alargar el mandato presidencial de los actuales cuatro años a cinco o seis años. El objetivo es dar más tiempo al presidente para que pueda cumplir todo su programa, según dijo entonces.

Colombia fue un país sin reelección hasta 2004, cuando entró en vigor una reforma constitucional impulsada por el entonces presidente Álvaro Uribe para, entre otras cosas, permitir una única reelección inmediata. En otros varios países latinoamericanos también ha habido cambios o reformas constitucionales en los últimos veinte años y la reelección ha estado casi siempre entre las novedades.

Curiosamente, los promotores de esos cambios constitucionales en algunos casos se quedaron cortos a la hora de definir cuántas veces podía un presidente renovar su mandato y después no tuvieron reparos en corregir ese error de cálculo. Así le pasó al venezolano Hugo Chávez, quien, diez años después de promulgada, no dudó en enmendar la Constitución de 1999, para permitir la reelección inmediata de cualquier cargo de elección popular de manera continua o indefinida.

Chávez, que asumió su primer mandato en 1999, murió siendo presidente en marzo de 2013.

Álvaro Uribe, en las antípodas ideológicas de Chávez, del que fue el mayor antagonista en la región, quiso sortear la Constitución modificada a instancias suyas para aspirar a una segunda reelección, pero el Tribunal Constitucional de Colombia lo impidió y hoy es senador.

Aunque la Constitución con la que Morales "refundó" Bolivia en 2009 establece con efecto retroactivo un máximo de dos mandatos consecutivos, una polémica ley de 2013 le permite ser candidato en las elecciones presidenciales del 12 de octubre próximo. Morales, que lleva en el poder desde enero de 2006, tiene posibilidades de ganar en primera vuelta el que será su tercer mandato consecutivo, según las encuestas.

La jefa de Estado brasileña, Dilma Rousseff, es también la favorita para ganar las elecciones presidenciales en su país, fijadas para el 5 de octubre. La argentina Cristina Fernández está ya en el final de su segundo mandato y dejará la presidencia en 2015. Desde las filas kirchneristas hubo algunos intentos para que pudiera aspirar a un tercer mandato consecutivo, algo no permitido por la Constitución, pero no cuajaron.

El ecuatoriano Rafael Correa, en el poder desde 2007, también promovió un cambio constitucional en su país y la nueva carta magna, de 2008, limita a dos los mandatos presidenciales consecutivos. Aunque en un principio dijo que el actual sería, por ese motivo, su último mandato, en los últimos tiempos ha dado señales de estar interesado en seguir en el poder más allá de 2017. Correa ha respaldado una iniciativa para una enmienda constitucional que faculte a los que ejercen cargos de elección popular a buscar cuantas veces quieran a la reelección.

El cubano Raúl Castro, reelegido en 2013 por la Asamblea Nacional, no tiene cortapisas para seguir al frente del país, pero ya ha anunciado que su actual mandato de cinco años será el último.

Después de haber sido dirigente del Gobierno revolucionario sandinista y luego presidente constitucional de Nicaragua 1984 a 1990, Daniel Ortega volvió al cargo en 2007. Fue reelegido en 2011, con la ayuda de los magistrados sandinistas de la Corte Suprema, que declararon inaplicable un artículo constitucional que impedía la reelección inmediata. Asumió su tercer mandato en 2012 y ahora ya no tiene obstáculos en su camino para ser candidato de nuevo, pues el Congreso de Nicaragua aprobó una reforma parcial de la Constitución que elimina los límites a la reelección.

Cuando en 2010 Michelle Bachelet concluía su mandato como presidenta gozaba de una enorme popularidad que le hubiera permitido ser reelegida ese año, pero tuvo que dejar pasar un periodo para ser candidata presidencial otra vez, como manda la constitución de su país. Asumió su segundo mandato en marzo de este año.

En las mismas está el uruguayo Tabaré Vázquez, quien espera volver a la Presidencia después del paréntesis de cuatro años que es obligado en su país. Es el candidato a las elecciones del 26 de octubre que tiene más posibilidades de hacerse con la victoria, de acuerdo con las encuestas.


EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?