| 5/15/2012 12:00:00 PM

Precios en abril se mantuvieron estables en Estados Unidos

El índice de precios al consumo (IPC) en Estados Unidos se mantuvo sin cambios en abril, debido principalmente a una caída en los precios de los combustibles, informó el Departamento de Trabajo.

El índice de precios al consumo (IPC) en Estados Unidos se mantuvo sin cambios en abril, debido principalmente a una caída en los precios de los combustibles, informó el Departamento de Trabajo. El aumento de los precios que pagan los consumidores ha sido del 2,3 % en un año. En abril, si se excluyen los costos de energía y alimentos, la inflación subyacente fue del 0,2 %, y en un año ha sido del 2,3 %.

Estos datos confirman el diagnóstico que la Reserva Federal ha repetido por varios meses y según el cual la mayor economía del mundo sigue creciendo a un ritmo sostenido pero moderado, y la inflación sigue bajo control. Al término de su reunión más reciente, el 25 de abril, el Comité de Mercado Abierto calculó que la inflación en todo este año será del 1,95 al 2 %.

En diciembre de 2008 el banco central estadounidense fijó por debajo del 0,25 % la tasa de interés de referencia a fin de estimular la actividad económica y puso en marcha otros mecanismos de estímulo monetario que evitaron que la peor recesión en casi ocho décadas se convirtiera en una depresión.

A pesar de las preocupaciones de muchos analistas por el peligro potencial de inflación, y los disensos que a veces surgen en el Comité de Mercado Abierto de la Reserva, la junta encabezada por Ben Bernanke ha prometido que mantendrá las tasas de interés en niveles históricamente bajos al menos hasta fin de 2014.

En abril los precios de la energía bajaron un 1,7 % encabezados por una caída del 2,6 % en los precios de la gasolina, la mayor en seis meses. Aún así los precios promedio de la gasolina en Estados Unidos están un 5,5 % por encima de los de un año antes.

En febrero el IPC había subido un 0,4 % impulsado por un agudo incremento en los precios de la energía, y en marzo la inflación fue del 0,3 %.

El informe del Departamento de Trabajo indicó, asimismo, que las remuneraciones promedio de los trabajadores se mantuvieron sin cambios en abril después de una caída del 0,1 % en marzo. En un año las remuneraciones reales de los trabajadores han bajado 0,5 %.

Por su parte, el Departamento de Comercio informó hoy que las ventas de los minoristas crecieron en abril apenas un 0,1 %, después de incrementos más sustanciales en los tres primeros meses del año. En marzo esas ventas habían aumentado un 0,7 %.

El gasto de los consumidores en EE.UU equivale a casi el 70 % de la actividad económica y las ventas de los minoristas en abril estuvieron un 6,4 % por encima de las de un año antes.

Abril mostró un retorno a los índices de inflación muy moderada de los meses anteriores: entre octubre y enero había habido otros dos meses en los cuales el IPC no había cambiado.

El alto desempleo, ahora del 8,5 % de la fuerza laboral, y el mercado inmobiliario desfallecido han hecho que los consumidores se mantengan muy cautelosos acerca de la reactivación económica, y las cifras de hoy muestran ventas parsimoniosas en las tiendas por departamento, y de materiales para la construcción.

Las ventas de vehículos automotores y sus partes subieron un 0,5 % en abril y han crecido un 8,4 % en un año. Si se excluyen las ventas de automotores, los negocios de los minoristas crecieron un 0,1 % el mes pasado.

El rumbo de la economía adquiere una mayor importancia política cuando faltan seis meses para una elección en la cual el presidente Barack Obama se juega su oportunidad de permanecer cuatro años más en la Casa Blanca.

El virtual candidato presidencial del Partido Republicano, Mitt Romney, acusa a Obama de una mala conducción de la economía que ha impedido una reactivación más rápida y que mantiene a millones de estadounidenses sin empleo.

Una encuesta de la firma Gallup, divulgada hoy, indica que la confianza de los estadounidenses en su economía se mantiene un poco más alta que en abril. Ese índice de confianza ha estado subiendo por más de un año.

No obstante lo cual, añadió la firma encuestadora, el índice permanece en "territorio negativo" dado que son más las personas que opinan que la economía está en mala situación que las que creen que está en situación buena o excelente. Y, también según Gallup, son más las personas que opinan que la situación empeorará que las convencidas de que la economía está mejorando.


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?