| 7/30/2012 7:00:00 AM

Por ahora ningún país europeo ha pedido recursos del fondo de rescate

La Comisión Europea (CE) ha asegurado que ningún país ha pedido por ahora que el fondo de rescate comunitario compre deuda soberana y ha insistido en que las instituciones y los gobiernos del euro harán "todo lo que sea necesario" para garantizar la estabilidad.

"No hay, hoy por hoy, petición de ningún Estado miembro para utilizar el instrumento particular del que habla", ha respondido preguntado al respecto en una rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario Antoine Colombani.

Bruselas ya recordó la semana pasada que cualquier operación de compra de deuda por parte del fondo de rescate, ya sea en los mercados primario o secundario, debe partir de una solicitud explícita por parte de un país.

En los últimos días, varios medios de comunicación han asegurado que Europa prepara una intervención en los mercados del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) para aliviar la presión sobre la deuda soberana española, y también la italiana.

Los líderes de la zona euro facilitaron esa opción en su última cumbre al acordar el uso del FEEF y del futuro fondo permanente (MEDE) de manera "flexible" para apoyar a los países que respeten los compromisos contraídos.

Para iniciar un programa de compra de deuda soberana, el país en cuestión debería solicitarlo y luego sellar un memorando de entendimiento con sus socios en el que se fijarían las condiciones.

El Banco Central Europeo (BCE) serviría, por su parte,
como agente para conducir las operaciones en los mercados.

Ayer, el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, aseguró en una entrevista con el diario francés "Le Figaro" que los diecisiete países del euro actuarán junto al BCE, sin tocar su independencia, para aplicar los acuerdos del último Consejo Europeo.

Juncker precisó -sin dar detalles sobre su naturaleza- que la actuación implicaría al FEEF y aseguró que se decidirá sobre ella "de aquí a unos días".

Para la CE, las declaraciones del primer ministro luxemburgués "confirman"
las recientes palabras del presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, quien aseguró que "los gobiernos de la zona euro y las instituciones europeas (...) harán todo lo que sea necesario para asegurar la estabilidad financiera de la zona euro".

El portavoz comunitario, sin embargo, no ha querido hacer más comentarios sobre las posibles decisiones o instrumentos a utilizar.

Fuentes diplomáticas dijeron hoy a Efe que, a priori, cualquier decisión relevante que involucre a los países del euro -como la compra de deuda por parte del FEEF- necesitaría de una reunión de los ministros de Finanzas, algo que hoy por hoy no está previsto que ocurra a lo largo del mes de agosto.

Tampoco está convocada para el mes próximo ninguna cita del Grupo de Trabajo del euro, el órgano que habitualmente prepara las decisiones del Eurogrupo, señalaron, aunque sin descartar que pueda producirse.

Los países de la moneda única, sin embargo, estudian la convocatoria de un encuentro ministerial para la primera semana de septiembre, que estaría centrado en el caso de Grecia, según esas fuentes.

Esa cita se celebraría pocos días antes de la reunión informal que los ministros de Finanzas europeos celebrarán en Chipre el 14 y 15 de septiembre.

EFE
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?