| 6/12/2012 9:30:00 AM

Polémica por controles fronterizos para bloquear olas migratorias

Los principales grupos políticos del Parlamento Europeo (PE) rechazaron con dureza el acuerdo de los países de la UE que modifica el Tratado de Schengen con el fin de poder reintroducir controles fronterizos ante eventuales olas migratorias, y anunciaron que tratarán de bloquear esta decisión.

En un debate celebrado durante la sesión plenaria de la Eurocámara en Estrasburgo (Francia), los presidentes del grupo popular, Joseph Daul, y del partido socialista europeo, Hannes Swoboda, coincidieron al señalar que el cierre de fronteras de la UE "no es la solución" para situaciones como la "primavera árabe".

Los principales partidos del PE se pronunciaron así sobre el resultado de la reunión de ministros de Interior de la UE del pasado jueves, en la que se aprobaron dos informes sobre la revisión del acuerdo Schengen, que contemplan el restablecimiento temporal de los controles internos de pasaporte entre Estados miembros.

En particular, se propone una modificación de la base jurídica para el mecanismo de seguimiento y control de Schengen, de modo que los Estados miembros puedan tomar decisiones sobre el cierre temporal de fronteras por su cuenta y sin contar con la opinión del PE ni del Ejecutivo comunitario.

Daul afirmó que el cierre de fronteras "no es la solución a los problemas de la UE", acusó a la presidencia danesa de turno de "romper el método comunitario" por no tener en cuenta la opinión de la Eurocámara y exigió a los Veintisiete "un cambio de posición".

En la misma línea, Swoboda afirmó que restablecer los controles fronterizos "es la respuesta incorrecta a la 'primavera árabe'", y defendió el principio comunitario de "solidaridad".

El PE "luchará contra la decisión del Consejo con todas las medidas posibles, incluidas las jurídicas", afirmó el presidente del grupo socialista.

El presidente del grupo liberal (ALDE), Guy Verhofstadt, también se mostró dispuesto a llevar el asunto ante la Corte de Luxemburgo, al considerar que la medida controvertida "no tiene base jurídica" e "incumple los principios de libre circulación".

El rechazo a la reforma de Schengen "ha unido de forma única e histórica a los partidos del Parlamento Europeo", dijo a Efe el eurodiputado popular Agustín Díaz de Mera, miembro de la Comisión del PE de Libertades Civiles, Justicia e Interior.

Díaz de Mera confió en que la presidencia danesa "tome nota" de la postura de la Eurocámara para tratar de reconsiderar la reforma de Schengen, antes de que esta medida se vote en la sesión plenaria del PE prevista para finales de julio.

Por su parte, la eurodiputada socialista Carmen Romero señaló que la reforma va en línea con la decisión de Francia de cerrar sus fronteras con Italia ante la afluencia de inmigrantes libios durante la primavera pasada, lo que calificó como "experiencia traumática" que "no se puede repetir" ni "decidir de forma unilateral".

La también integrante de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior destacó en declaraciones telefónicas la necesidad de "frenar la intención renacionalizadora de algunos Estados miembros, que se dejan llevar por corrientes populistas y de extrema derecha". EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?