| 7/13/2011 3:55:00 PM

Plan de ajuste de Berlusconi tiene opositores dentro de su partido

El ajuste presupuestario que el Gobierno italiano pretende aprobar en el Parlamento antes de que termine la semana, cuenta con la oposición de algunos miembros del partido del primer ministro Silvio Berlusconi.

En el seno del Pueblo de la Libertad (PDL), el partido de Berlusconi, se está llevando a cabo una recogida de firmas, promovida sobre todo por el colectivo de abogados y notarios, para protestar contra una supuesta norma que contiene el plan de austeridad que suprime los colegios profesionales.

"Expresamos una fuerte preocupación por el contenido del plan de ajuste financiero que trata de la liberalización de las profesiones, en cuanto a que una eventual ejecución de la misma comportaría automáticamente la destrucción del sistema de caja de los colegios", indican en un comunicado varios diputados del PDL.

"Más allá de la molestia que esto comportaría, tendría efectos negativos inmediatos porque saltaría el mecanismo fundamental de alimentación de las cajas de los colegios y nos encontraríamos con 1,6 millones de profesionales obligados a llamar a las puertas de las arcas del Estado", prosiguen.

En Italia, algunas profesiones como la de periodista exigen para poder trabajar la inscripción en colegios profesionales a los que se pagan cuotas y que cuentan con su propio sistema de cajas para financiar las indemnizaciones y pensiones, entre otros motivos, por desempleo.

Maurizio Gasparri, el jefe de grupo del PDL en el Senado, Cámara que actualmente tramita el plan de ajuste, afirmó que el asunto del que hablan esos diputados es "una formulación vaga y genérica que no existe".

"Muchos se refieren a un texto que no existe. El tema será abordado, pero no en las modalidades en las que se vocifera, que han despertado preocupaciones", indicó Gasparri, en declaraciones a los periodistas.

Esta no es la única norma que está generando malestar en las filas de la formación del jefe del Ejecutivo, y algunos miembros del PDL se están rebelando contra otra medida que supuestamente hace incompatible el cargo de parlamentario con el de alcalde o presidente de provincia, lo que afectaría en la actualidad solo a 6 y 9 diputados, respectivamente.

Algunos miembros del partido de Berlusconi han asegurado que están dispuestos a mantenerse en su oposición al plan de ajuste si esas dos supuestas normas no son retiradas, por mucho que ello haga caer al actual ministro de Economía, Giulio Tremonti.

Hay que recordar además que todas las miradas de los mercados están puestas en la aprobación mañana y pasado en el Senado y la Cámara Baja del plan de ajuste de entre 43.000 y 48.000 millones de euros del Gobierno italiano, quien además someterá estas medidas a una cuestión de confianza en la votación del viernes.

La agencia de medición de riesgos Fitch se desmarcó hoy de Standard & Poor's (S&P) y Moody's para asegurar que Italia no corre el riesgo de una rebaja en su calificación crediticia si acomete las reformas aprobadas en Consejo de Ministros el pasado 30 de junio y que en las próximas horas votará el Parlamento, con el "no" anunciado de la oposición.


Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?