| 9/11/2009 12:00:00 AM

Piden incentivar producción y reducir importaciones

Ganaderos venezolanos instaron al gobierno incentivar la producción interna, en lugar de buscar nuevos mercados para sustituir las importaciones de alimentos procedente de Colombia, acción derivada de una severa crisis diplomática.

Genaro Méndez, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga) lamentó que el presidente Hugo Chávez "en lugar de alentar la producción nacional de alimentos", se ocupó en designar una "misión comercial... tratando de hacer negocios con otros países" para reemplazar a Colombia como principal socio comercial.

La dependencia venezolana se centra en varios rubros alimenticios básicos, materias primas y productos intermedios procedentes de Colombia.

"Yo creo que aquí hay que mirar hacia dentro. ¿Por qué no hablan con los ganaderos? ¿Por qué no hablan con los agricultores venezolanos? Nosotros tenemos que sustentarnos en la producción interna porque la dependencia de las importaciones nos está perjudicando", indicó el líder ganadero.

Desde el 2006 existen problemas de desabastecimiento de algunos productos que el gobierno ha solventado con el incremento de importaciones y el aumento de precios de algunos productos, sujetos a control de precios desde el 2003.

Fedenaga ha solicitado al gobierno subsidiar la producción de carne para mantener bajos precios y proteger la industria nacional de importadores a bajo costo. El gobierno aún no ha respondido la propuesta.

"Es alarmante la cantidad de animales que han entrado al país y si llevamos la carne que ha penetrado al país a su equivalente en toros vivos, podemos decir que en el primer semestre de 2009 entraron 750.000 cabezas de ganado, esto es una cifra histórica", acotó Méndez.

De acuerdo a cifras de Fedenaga, las importaciones de ganado vacuno se incrementaron en el 2009 en comparación con un año antes.

"Si la situación sigue como va, vamos a finalizar el 2009 con una importación de un millón y medio de toros, que esto es más de 60% del consumo y de la matanza que tradicionalmente se hace en Venezuela", agregó.

Venezuela y Colombia mantiene congeladas sus relaciones desde el 28 de julio como resultado de las negociaciones entre Bogotá y Washington, que le permitirían a las fuerzas estadounidenses incrementar su presencia en siete bases colombianas por medio de un acuerdo a 10 años.

Las autoridades colombianas y estadounidenses dicen que el acuerdo es necesario para combatir con mayor efectividad el narcotráfico y el terrorismo.

Además de ordenar a sus militares que se preparen para un posible enfrentamiento, Chávez también ordenó cortar los envíos de combustible a Colombia y sustituir las importaciones de bienes y servicios colombianos.

Venezuela importa de Colombia una amplia variedad de productos, en particular alimentos. En ese sentido, el gobernante venezolano giró instrucciones para agilizar el suministro de alimentos de otros países como Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Nicaragua.

La balanza comercial entre Venezuela y Colombia alcanzó el año pasado los 7.200 millones de dólares, y fue marcadamente favorable para los colombianos, según cifras oficiales.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?