| 9/18/2012 9:00:00 AM

Petroleras inquietas por la descolgada del petróleo

Operadores, analistas y reguladores de Estados Unidos buscan la causa de una de las más rápidas y más furiosas caídas en el mercado de energía en los últimos años.

Ante la ausencia de cualquier noticia importante que podría haber explicado el desplome, que golpeó tanto a los futuros del crudo Brent y al estadounidense, muchos operadores y analistas especularon con que la dramática baja podría haber sido causada por una operación ingresada incorrectamente o un error del programa de operaciones de alta frecuencia.

Otra causa potencial, rumores de una posible liberación de petróleo de las reservas estratégicas de Estados Unidos para rebajar los precios, parecían haber sido rebatidas por rápidos desmentidos por parte del Gobierno.

El regulador federal, la Comisión de Operaciones de Futuros de Materias Primas (CFTC, por su sigla en inglés) está estudiando la rápida caída, dijo el comisionado Scott O'Malia, y contactó a los operadores CME Group y a la IntercontinentalExchange Inc (ICE).

El contrato a noviembre del petróleo Brent en ICE, que abrió a 116,67 dólares el barril, se desplomó en un momento 5,17 dólares el barril a 11,50 dólares. Cayó más de 3,60 dólares el barril en un periodo de tres minutos.

151 lotes de futuros para octubre del petróleo estadounidense se operaron en la Bolsa Mercantil de Nueva York, propiedad de CME Group, según datos de Reuters. Tres minutos más tarde, el volumen trepó por sobre 13.000 lotes en un minuto, más de 100 veces por sobre los minutos previos.

Los futuros del crudo en Estados Unidos se hundieron en ese momento, aunque no tan rápido como el Brent en el mercado de Londres. El Brent comenzó a recuperarse tras una fuerte baja en tres minutos, cerrando a 113,79 dólares el barril, una pérdida de 2,87 dólares en el día, tras caer hasta 11,50 dólares.
El petróleo en Estados Unidos cerró en 96,62 dólares el barril, por sobre el mínimo de 94,65 dólares.

La volatilidad es común en las operaciones del petróleo, y las noticias que sugieren un significativo cambio en los equilibrios de la oferta, ya sea por fallas en refinerías, un alza en la producción del crudo o una caída en su demanda, a veces pueden mover rápidamente los precios, incluso en segundos.

"Todo el mundo se preguntaba la misma cosa: ¿Qué diablos pasa?", dijo John Woods, presidente de JJ Woods & Associates.

Siguen siendo extraños los movimientos de precios muy rápidos en un muy corto periodo de tiempo con causas que no están claras, como el movimiento del lunes.

Durante las operaciones intradía del 5 de mayo del 2011, los futuros del crudo en Estados Unidos se hundieron en momentos hasta 13 dólares el barril y cerraron con una pérdida de 10 dólares.

Muchos operadores culparon entonces a olas de ventas conducidas por computadoras por bancos y fondos de cobertura por la mayoría de las pérdidas, ante la ausencia de cualquier importante noticia que podría haberla explicado.

CME Group dijo que no había sufrido ninguna falla técnica y que no cancelaría ninguna operación en los mercados del crudo durante la caída de precios. La bolsa dijo que los mercados de energía "vieron una liquidación coordinada de una prolongada duración de 30 minutos" que comenzó cerca de las 1750 GMT en Nueva York.

Intercontinental Exchange, cuya plataforma ICE es la mayor para la operación de los futuros del Brent, rehusó realizar comentarios.

Operadores y analistas ofrecieron varias especulaciones que podrían explicar la brusca caída, pero ninguna pudo confirmarse inmediatamente, incluido un error de digitación por parte de un importante operador de crudo. Reuters no pudo identificar a ningún potencial culpable.

REUTERS                                                              
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?