| 5/1/1993 12:00:00 AM

Perú promueve la inversión extranjera

DESPUÉS DE más de dos décadas de malas noticias en el frente externo, Perú esta recibiendo un flujo constante de divisas, originado en una Bolsa de Valores en auge y el programa de privatización más agresivo de la región. Este año el gobierno planea vender 20 empresas, incluyendo gigantes en los sectores de telecomunicaciones, minas, electricidad y pesca.

Durante el primer ario del proceso de privatización, el Estado vendió su participación en 13 compañías, entre cerca de 70 que planea terminar de vender en 1995. El Comité para la Promoción de la Inversión Privada, Copri, que supervisa el proceso de privatización, dijo que el Perú espera ganar entre US$1.200 y US$1.500 millones este año, contra US$264 millones del año pasado. La compra más notable fue la realizada por el conglomerado chino Shougang Corp. en noviembre pasado, al adquirir la siderurgia Hierro Perú por US$120 millones, tres veces el precio base.

Mientas tanto, la Bolsa de Valores de Lima emerge como una de las más atractivas. El año pasado arrojó utilidades del 120% en dólares, la segunda en el mundo

después de Jamaica. las próximas privatizaciones, algunas de las cuales se harán a través del mercado de valores, y la creación de los fondos de pensiones privados en mayo, le darán más dinamismo al mercado.

Con el nuevo clima de inversión después de la captura de Abimael Guzmán y de la instalación de la Constituyente en diciembre, se confirmaron inversiones como la compra de una participación mayoritaria por parte de RJR Nabisco en la fábrica de galletas Arturos Field y La Estrella Ltda.; compra del 15% por parte del Bankers Trust Australian Limited de la empresa Telemóvil y la adquisición del Banco de Lima por parte de Credit Lyonnais. Newmont Mining Co.,La RGRM y un socio peruano participarán en el proyecto aurífero Yanacocha.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?