| 8/26/2011 3:00:00 PM

Pérdidas por huracán Irene ya ascienden a US$1.100 millones

La compañía de modelos de catástrofes AIR Worldwide prevé más pérdidas aseguradas cuando el ciclón llegue a la costa noreste de Estados Unidos. Se sumarían a las que ya causó en el Caribe.

Entre las zonas afectadas por Irene estarían Filadelfia, la costa de Nueva Jersey, la ciudad de Nueva York, Long Island y amplios sectores de Connecticut, Rhode Island y Massachusetts. Así lo proyectan expertos, aunque nadie sabe con precisión qué zonas impactará o qué tan fuerte será cuando lo haga.

Las pérdidas aseguradas para la región serán de entre US$ 500 y 1.100 millones, en su mayoría de las Bahamas, de acuerdo con los cálculos de  AIR. Esta es una de las tres compañías en las que la industria de seguros se basa para estimar el impacto de desastres naturales y provocados por el hombre.

AIR había advertido que era probable que Irene dañara más a las islas que Floyd de 1999, el último huracán que las golpeó de manera tan directa. 

La próxima pregunta es qué hará Irene a la costa este de Estados Unidos, con algunos estimados pronosticando más de US$ 4 billones propiedad costera asegurada en su camino. Las pérdidas, para algunos, podrían ser enormes.

Un análisis del blog de estadísticas de The New York Times, FiveThirtyEight, reveló que un huracán de categoría 2 que toque tierra incluso a 160,9 kilómetros de la ciudad de Nueva York causaría al menos US$ 2.150 millones en pérdidas económicas, solo en la ciudad.

Si toca tierra a 80,4 kilómetros, las pérdidas serían de cerca de US$ 10.000 millones en la ciudad.

Si Irene es suficientemente poderoso, las pérdidas aseguradas podrían provocar una consolidación o aumento de los precios a nivel de la industria, tras años de descenso causados por una gran competencia y exceso de capacidad.

La tormenta también podría ser problemática para inversionistas en bonos de catástrofes, que las compañías de seguros usan para transferir riesgo a mercados capitales. El porcentaje de los llamados bonos de catástrofe con exposición a riesgo de huracanes en Estados Unidos es un 67 %, con exposición de US$ 506 millones a huracanes solo en Carolina del Norte, según GC Securities del corredor Guy Carpenter.

Bonos como Shore Re Ltd, que cubre daños de huracanes en Massachusetts, y Johnston Re Ltd, con esa exposición en Carolina del Norte, podrían estar particularmente en riesgo.

Standard & Poor's dijo el viernes que evitaría acciones de calificación hasta que Irene pase, pero podría poner a algunos bonos en una "alerta negativa" luego de la tormenta si los daños parecen ser lo suficientemente severos.


Ordenan evacuación obligatoria de 250.000 personas
 
El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ordenó hoy la evacuación obligatoria de todas las personas que vivan en áreas de la ciudad situadas bajo el nivel del mar, que son unas 250.000, ante la llegada del huracán "Irene".

Se prevé que "Irene" arribe el domingo a Nueva York con categoría 1 y la evacuación obligatoria debe haberse concretado para las 17:00 del sábado hora local (21:00 GMT).

La medida afecta a las zonas costeras de los barrios de Brooklyn, Queens y Staten Island, incluyendo las áreas de Battery Park City, el sur de Manhattan, donde se encuentran Wall Street y el principal distrito financiero del mundo, y Governor's Island.

El alcalde instó hoy a los que viven en esas áreas a que se trasladen de lugar "lo más pronto posible", ya que el estado de Nueva York ha decidido cerrar a partir del mediodía del sábado toda la red de transporte público de la ciudad, que incluye los sistemas de autobús, metro y ferrocarril.

La Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA, por sus siglas en inglés) ya ha confirmado que aumentará el servicio durante la mañana del sábado.

"Solamente hay que ver los mapas meteorológicos para entender lo grande que es esta tormenta y lo única que es", aseguró Bloomberg, para quien "el mejor escenario posible es que la ciudad se vea golpeada por fortísimos vientos y, mucha, mucha, lluvia".

Además de las evacuaciones, las autoridades neoyorquinas ya han comenzado a desalojar todos los hospitales, clínicas y asilos situados bajo el nivel del mar, que son un total de 22.

Las autoridades han suspendido además hasta el lunes todas las obras y se recomienda a los ciudadanos evitar parques y jardines por el riesgo de caídas de árboles y playas por el fuerte oleaje que se presentará con la llegada de "Irene", el primer huracán en amenazar territorio estadounidense desde 2008, cuando "Ike" impactó en Texas.

Ante las alertas de las autoridades y las medidas sin precedentes tomadas ante la llegada de "Irene" los neoyorquinos han comenzado a hacer acopio de provisiones, de forma que los supermercados de la ciudad comenzaban hoy a verse desabastecidos de botellas de agua y latas de conservas. 

Reuters y EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?