| 8/4/2012 7:00:00 AM

Paul McCartney hace la ola en el velódromo olímpico

La fiesta británica en el velódromo olímpico continuó hoy con un nuevo oro para el Reino Unido y con una celebración que el exbeatle Paul McCartney siguió desde la grada, donde que se unió al resto del público en una ola para animar a las ciclistas locales.

El tema "Hey Jude", que McCartney interpretó en la ceremonia de inauguración de los Juegos, el 27 de julio, sonó hoy de nuevo en el velódromo tras el himno británico, en honor a las ciclistas Dani King, Laura Trott y Joanna Rowsell, flamantes plusmarquistas mundiales y oro olímpico en persecución por equipos.

Los casi 6.000 espectadores que llenaban el nuevo velódromo, levantado para los Juegos, festejaron la cuarta medalla de oro que se cuelgan los ciclistas británicos, que solo han dejado escapar un metal dorado en los tres primeros días de competición en la pista.

McCartney acudió como público al recinto en la jornada en la que se preveía que el trío de persecución británico resultaría imbatible para sus rivales, después de superar ayer el récord del mundo.

El equipo femenino del Reino Unido no solo cumplió las expectativas en cuanto al podio, sino que batió otras dos veces su propio récord durante la jornada, dejándolo en 3:14.051, casi dos segundos por debajo de la marca con la que se llegó a Londres 2012.                                                
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?