| 12/22/2011 2:00:00 PM

Parlamento italiano aprueba paquete de austeridad

El Gobierno del primer ministro italiano, Mario Monti, recibió un voto de confianza el jueves en el Senado tras la aprobación definitiva de un paquete de austeridad, destinado a restablecer la confianza de los mercados en la tercera mayor economía de la zona euro.

La Cámara alta votó 257 a 41 a favor del Gobierno, luego de un triunfo similar en la Cámara baja la semana pasada.

Monti dijo que estaba feliz con la votación y que Italia podrá levantar la cabeza en alto en Europa luego de aprobar el paquete que incluye recortes de gastos, aumentos de impuestos y reformas de pensiones.

El presupuesto busca revertir la desconfianza de los mercados, que ha llevado los costos de financiamiento a niveles insostenibles y colocaron a Italia en el corazón de la crisis de deuda europea.

Hablando al Senado antes de la votación, Monti declaró que su Gobierno tecnócrata tuvo que aprobar el paquete lo más rápido posible.

"Hoy, esta Cámara concluye un trabajo rápido, responsable, complejo (...) sobre un decreto que fue aprobado en una extrema emergencia y permite a Italia alzar su cabeza en medio de una crisis europea muy seria", afirmó.

El primer ministro, nombrado hace apenas cinco semanas, dijo que después de lidiar con la enorme deuda italiana de 33.000 millones de euros (43.000 millones de dólares), el Gobierno se focalizará en revertir la década de estancamiento en el crecimiento.

Monti reemplazó a Silvio Berlusconi y formó un Gobierno de tecnócratas con amplio apoyo parlamentario para aprobar el plan denominado "Salvemos Italia".

El fracaso de Berlusconi en aplicar reformas mayores y restaurar la confianza de los inversores llevó a Italia al borde de la catástrofe económica. Pero la presión de los mercados persiste desde que Monti asumió el poder.

MONTI PIDE CRECIMIENTO
Monti repitió la idea de que la política europea debe centrarse en el crecimiento además de la reducción de la deuda.

El Gobierno logró la aprobación del paquete en la Cámara baja la semana pasada mediante una moción de confianza para eliminar el debate sobre decenas de enmiendas, muchas planteadas por la opositora Liga Norte, que fue parte de la administración de Berlusconi.

En una referencia a las serias tensiones de los últimos días entre el Gobierno y los sindicatos por las reformas del mercado laboral, Monti dijo que el tema necesita un diálogo más detallado entre ambas partes y los empleadores antes de tomar decisiones.

Una sugerencia hecha esta semana por la ministra de Bienestar, Elsa Fornero, de que el Gobierno podría tomar medidas para facilitar el despido de trabajadores causó indignación en los sindicatos. La funcionaria luego reconoció que fue "ingenua" al mencionar el tema antes de un debate profundo.

La severidad del paquete de Monti ya afectó su popularidad, que cayó la semana pasada del 61 al 46 por ciento, de acuerdo a un sondeo divulgado el domingo por el diario Corriere della Sera.

Monti dice que los mercados finalmente van a reaccionar positivamente a los esfuerzos de Italia, argumentando que las menores tasas de interés ayudarán a contrarrestar los efectos de las medidas de austeridad en el crecimiento.


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?