| 8/13/2013 4:00:00 PM

Paraguay y su presidente

Horacio Cartes, uno de los hombres más ricos de ese país que el jueves asumirá la presidencia de la nación, asegura que buscará reducir la pobreza que afecta al 39% de la población.

"Somos un país muy rico pero con gente muy pobre", afirma Cartes, quien indicó que procurará generar riqueza, combatir la desnutrición, el analfabetismo y con oportunidades laborales. "Es realmente hiriente, intolerable, ver el estado de abandono en que se encuentran (sus compatriotas)", dijo el mandatario electo el pasado 21 de abril. "Tenemos que capacitar a los jóvenes para enfrentar los desafíos de estas empresas que se están instalando (en Paraguay): Hyundai en Itauguá, una compañía en Limpio para fabricar autopartes, hay otra en Ciudad del Este", enumeró.

Cartes designó un gabinete exclusivamente técnico, algo que causó cierto malestar en la poderosa cúpula del partido Colorado que lo llevó al poder.

La directiva que recibieron sus ministros de la esfera económica "es promocionar un país serio, con reglas iguales para todos, que se cumpla la ley para todos", señaló el nuevo ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite. "Invitamos a los inversionistas extranjeros a venir a Paraguay con confianza. En el gobierno de Cartes nadie les cambiará las reglas en el medio del partido", remarcó Leite, recurriendo a términos futbolísticos para señalar que no habrá sorpresas para las empresas.

En un país con tremenda necesidad de empleo -9% de desempleo, en tanto el empleo informal alcanza el 16%-, algo que tradicionalmente el Estado busca subsanar a través de contrataciones, el presidente electo fue claro al afirmar que en su gobierno buscará capacitarlos. "Habrá oferta laboral pero los jóvenes tienen que capacitarse", manifestó.

Dijo que su consigna será hablar de resultados. "Quiero más complementación que traiga beneficios y menos confrontación", dijo. "El paraguayo quiere trabajo, no limosna", enfatizó. Por otra parte, Cartes -divorciado y ex dirigente del club de fútbol Libertad- dijo que donará su salario de 14.000 dólares a entidades de beneficencia.

Para su toma de posesión el jueves han confirmado su asistencia los presidentes Cristina Kirchner (Argentina), Dilma Rousseff (Brasil), Sebastián Piñera de Chile, Ollanta Humala (Perú), José Mujica (Uruguay), además de Ma Ying-jeou (Taiwán). Asimismo, se han acreditado más de 1.000 delegados de poco más de un centenar de naciones, en su gran mayoría empresarios, diplomáticos y banqueros. Figuran entre los invitados, presidentes de clubes y de asociaciones del fútbol internacional, entre ellos, los presidentes de clubes como el Real Madrid y el Barcelona de España.


Afp
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?