| 12/4/2015 12:05:00 AM

¿Por qué los palestinos todavía usan celulares 'flecha'?

Mientras las empresas de tecnología realizan las primeras pruebas para poner en marcha las redes de la quinta generación de las telecomunicaciones (5G), en el Estado de Palestina hasta ahora se están dando los primeros pasos para salir de las ‘tinieblas’.

Este territorio, reconocido en el 2012 por las Naciones Unidas como un ‘Estado observador’, se debate en medio de la pobreza, la violencia y el atraso general en materia de infraestructura. 

La industria de las telecomunicaciones no es la excepción y por ello esa comunidad sigue utilizando la telefonía móvil de Segunda Generación (2G), un tipo de tecnología que prácticamente es obsoleta pues se desarrolló hace más de 20 años. 

Sin embargo, esta situación de a poco empieza a cambiar gracias a un acuerdo pactado entre ese Estado e Israel, el cual les permitirá a los operadores de telefonía móvil de Palestina acceder de forma exclusiva a las frecuencias radioeléctricas de 3G. 

La noticia fue confirmada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) en un comunicado de prensa, en el que además aplaude “el espíritu de cooperación y compromiso demostrado por los participantes para llegar a este acuerdo”.

En palabras del secretario general de la UIT, Houlin Zhao, este “es un paso importante para mejorar las relaciones entre ambas partes” y una gran oportunidad para diseñar “una red de telecomunicaciones moderna y fiable para el pueblo palestino". 

"Les aseguro que la UIT seguirá colaborando con las Autoridades palestinas e israelíes para garantizar mejores comunicaciones a los ciudadanos de a pie", apuntó el directivo.

Es preciso señalar que antes de este acuerdo, las compañías palestinas que querían acceder a los servicios de 3G debían suscribirse a los operadores israelíes, quienes ejercían el control del monopolio de las telecomunicaciones. 

Por mucho tiempo esa potestad fue controvertida por distintas organizaciones, que acusaban a Israel de mantener a Palestina en el atraso tecnológico por el capricho de querer intervenir las llamadas de la población radica en Gaza (dado que las redes de 2G son frágiles ante el espionaje). 

Sin embargo, esta hipótesis no deja de ser simple especulación pues no se ha llegado a precisar el trasfondo de esta discusión, la cual indudablemente tiene un tinte histórico, político y por supuesto económico.

“Limitar la conexión a las compañías palestinas hace que muchos usuarios opten por las operadoras israelíes, seis de las cuales ya disponen de cobertura 4G”, según se explica un informe replicado por la organización Palestina Libre. 

En dicho documento, además se afirma que “entre un 20 y un 40% del mercado palestino pertenece a las operadoras israelíes, lo que se traduce en un total de US$80 a US$100 millones anuales”.

El trasfondo del acuerdo 

Durante la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de la UIT, celebrada el pasado mes de noviembre en la ciudad de Ginebra (Suiza), los ojos del mundo se volcaron nuevamente a la compleja situación del Estado de Palestina. 

A pesar de los desafíos, la UIT considera que Palestina tiene la oportunidad de “obtener y gestionar el espectro radioeléctrico necesario para explotar sus redes de telecomunicaciones” luego de la firma del acuerdo mencionado.

Esa organización internacional se ha comprometido a “tomar medidas adicionales” para mejorar la infraestructura de telecomunicaciones inalámbricas y proporcionar asistencia especializada en la gestión del espectro y asignación de frecuencias en los próximos años. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?